VEVAK, el temible servicio secreto iraní

Cuando se habla de los servicios secretos de Oriente Medio rápidamente la primera de estas agencias de espionaje que se nombra es el temible MOSSAD israelí; sin embargo frente a Israel se ha alzado, ya desde el año 1979, una gran potencia regional: Irán y, desde Teherán, se ha ido hilando un servicio de inteligencia que no tiene nada que envidiar al israelí. Fundado en 1984 la VEVAK (Vezarat-e Ettela´at va Amniyat-e Keshvar) posee 30.000 miembros entre espías, analistas, expertos y rastreadores a lo largo del mundo.

La VEVAK, sin embargo, es un servicio de inteligencia multidisciplinar que actúa dentro y fuera de Irán. Dentro del país su función es velar por la seguridad y estabilidad interna a través de grupos de contraespionaje, espionaje y seguimiento de diplomáticos, lucha contra grupos armados como el MEK, los grupos armados secesionistas de Ahvaz o Baluchistán, el rastreamiento y detección de amenazas para la seguridad interna y elementos subversivos así como su lucha contra el crimen organizado y el tráfico de drogas desde Afganistán.

En el exterior, especialmente en países neutrales o que no tienen conflictos con Irán, la VEVAK posee agentes que recopilan información de fuentes abiertas (periódicos, internet etc…) y realiza seguimiento de la diáspora iraní, congresos y conferencias e informa aunque, también tienen un peso importante a la hora de detectar opciones de negocio que les permita abrirse a los mercados evitando las sanciones así como actos de propaganda a favor de Irán fomentando especialmente lazos culturales a través de agregados culturales.

Sin embargo la VEVAK se ha demostrado como un servicio de inteligencia competente y con capacidad de análisis en escenarios hostiles y peligrosos donde peligraba la estabilidad y seguridad de sus fronteras; casos muy importantes son los de la VEVAK a la hora de evitar la guerra que casi se produce entre Irán y Afganistán en 1998.

En conflictos externos (Yemen, Irak, Siria o Líbano), el tándem VEVAK- Brigada al Quds ha sido proverbial ya que la VEVAK ha sido el puente y primera referencia a la hora de iniciar conversaciones entre los citados gobiernos y Teherán previo estudio y recopilación de información y transformación en inteligencia siendo los ojos y oídos de Irán y la Brigada al Quds en el terreno. De hecho el servicio de inteligencia de Hezbollah está creado a la imagen y semejanza de la VEVAK.

Los movimientos de milicias Liwa Zainebiyoun y Liwa Fatemiyoun desde Afganistán y Pakistán a Siria se debió debido a la labor de reclutamiento y el establecimiento de rutas estudiadas y diseñadas que fueron ejecutados por los Pasdarán y el Basij. El Ministerio de Inteligencia Iraní, sin embargo, no ha sido dinámico simplemente en estos escenarios: logró el apoyo etíope en el conflicto de Yemen y ha sido capaz de estrechar lazos en Cuba, Nicaragua, Argentina y Venezuela desde donde lleva a cabo labores de información, inteligencia y trabajo conjunto con gobiernos regionales que sirven a los intereses mutuos de países con sanciones que, al mismo tiempo, necesitan de contactos en el mundo de los servicios de inteligencia para poder sostenerse.

Los esfuerzos de inteligencia entre Irán y Venezuela permitió el posterior acuerdo diplomático para transferir gasolina iraní al gobierno de Nicolás Maduro así como negociar acuerdos económicos y comerciales con China o convertir el puerto de Chabahar en un punto estratégico regional que, hasta Estados Unidos, se ha negado a sancionar convirtiendo a este puerto iraní en una excepción en su política de ataques contra Irán.

La función de la VEVAK no es sólo el espionaje político o militar, sustentar su poder regional o enfrentarse a otros servicios de inteligencia sino que la VEVAK sirve también para analizar, realizar estudios y preacuerdos que después se convierten en convenios y tratados internacionales públicos entre estados soberanos.

Sin embargo la VEVAK tiene también una historia oscura, como cualquier servicio secreto, y es la caza de enemigos del estado (como hace el MOSSAD, CIA, MI6 o el FSB). En 1998 se hizo público que el líder nacionalista Dariush Foruhar y Parvané Eskandarí (su esposa) habían sido asesinados por agentes de la VEVAK mediante ejecuciones extrajudiciales. Sin embargo cuando estalló el escándalo Irán ordenó la ejecución de tres de los acusados de llevar a cabo esa campaña de asesinatos que acabó con la vida de Masumé Mossadegh (nieta de Mohammad Mossadegh, ex primer ministro iraní en los años cincuenta bajo el gobierno del Shah Mohamed Reza Pahleví). De hecho el legalismo de la agencia de inteligencia iraní ha hecho que desde 1998 abandonaran este procedimiento y lo sustituyeran por la detección, detención y juicio de espías o elementos subversivos.

La VEVAK, de hecho, es uno de los servicios de inteligencia (junto con el de Siria e Irak) que más daño ha hecho a la estructura de grupos terroristas internacionales como DAESH, Al Qaeda en Oriente Medio (pero también en Asia Central), HTS y demás milicias yihadistas de la misma forma que, junto con los Pasdarán, han sido los principales dinamizadores de las fuerzas militares y milicianas que desgastaron a los grupos terroristas en Oriente Medio con la colaboración de Rusia.

La VEVAK ahora; sin embargo, nada en un mar mucho más delicado debido al fin cercano de la guerra de Siria, especialmente para sostener sus relaciones con Damasco, defender a su aliado Bashar al Asad y al mismo tiempo mantener la estabilidad con a Turquía de Erdogan mientras desarrolla inteligencia que le permita influir en la región y poder construir una zona de influencia desde Mesopotamia hasta Beirut, de ahí la importancia para este servicio de inteligencia de contener al MOSSAD, penetrar y ganar influencia en Bagdad, estrechar lazos en Damasco y reforzar Beirut a través de Hezbollah mientras que proyecta y construye una alianza en ciernes en Sana´a con Ansarullah.

En definitiva, un servicio de inteligencia que defiende su estabilidad dentro y fuera de sus fronteras. enfrenta retos a todos los niveles y desarrolla una labor de información, inteligencia y estrategia que, con la contundencia de su poder y capacidad de eliminar enemigos donde se encuentren, convierte a la VEVAK en un servicio de inteligencia tan desconocido como importante y uno de los más efectivos del mundo.

De hecho ambos servicios de inteligencia se ven las caras día a día en los conflictos proxi que se han desarrollado entre Teherán y Tel-Aviv no sólo en Oriente Medio sino en África (caso Ibrahim Zakzaki en Nigeria donde el gobierno apoyado por Israel detuvo al clérigo chiita con fuertes vínculos con Irán) o el caso Gonen Segev, el ministro israelí reclutado por la VEVAK también en Nigeria y condenado a once años de prisión en Israel, la campaña de asesinatos de físicos iraníes por parte del MOSSAD y el ataque de la VEVAK a barcos israelíes en el mar arábigo así como las presiones e influencias entre ambos grupos en países como Bahrein u Omán o entre la Armenia apoyada por Irán y la Azerbaiyán con relaciones diplomáticas estrechas con Israel.

En definitiva, una guerra a muerte entre ambos servicios de inteligencia que luchan por todo el globo en una guerra secreta cuyo conflicto en Oriente Medio es sólo la punta del Iceberg. (Foto. Wikipedia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s