Estados Unidos sanciona a Hezbollah

Hezbollah, el partido-milicia del Líbano, ha vuelto a ser sancionado por Estados Unidos debido a que es considerado una amenaza regional para la influencia de Washington en Oriente Medio pero, también, de Israel y Arabia Saudí a partes iguales.

La influencia de Hezbollah en Ansarullah, la milicia chiita zaydí de Yemen, es evidente e implica que desde la formación libanesa se está luchando contra la agresión saudí en esta región. Al mismo tiempo en Irak las Kataeb Hezbollah (Brigadas Hezbollah) han luchado contra el Estado Islámico y Al Qaeda, influenciadas por Arabia Saudí, y contra Muqtada al Sadr, a quién le están sangrando su milicia “Ejército de Al Mahdi“, cuyos milicianos se están pasando a este bando debido a las buenas relaciones entre Al Sadr con Mohamed Bin Salmán, príncipe de Arabia Saudí, instigador del asesinato de Jamal Khashoggi y genocida de Yemen.

Al Sadr, enfrentado al Ayatollah Alí al Sistani por su rechazo hacia los iraníes, está sufriendo el trasvase de sus milicianos a Kataeb Hezbollah a pesar de que haya tenido altos resultados en los pasados comicios iraquíes.

Al mismo tiempo el papel de Hezbollah en Siria, donde han contenido a Daesh, las FSA y Al Qaeda preocupa mucho al régimen genocida israelí que trató de alejar el máximo posible a los milicianos libaneses y a las fuerzas iraníes de la frontera israelí en los Altos del Golán (ocupados de forma ilegal por Israel). Al mismo tiempo los esfuerzos de Hezbollah por lograr métodos de financiación, infraestructura social con unas bases populares sólidas han contribuido a permitir que tengan un desarrollo militar y armamentístico que les da a los libaneses capacidad de defensa (como ya tenían en 2006) y de ataque, incluso para poder penetrar en el territorio del norte de Israel.

Debido a ello Estados Unidos ha suscrito el Hizballah International Financing Prevention Amendments Act que centra sus esfuerzos en atacar la infraestructura económica y financiera para dañar al grupo y poder derrotarlo. Para ello ha recordado el atentado contra el cuartel de los Marines en Beirut, el día 23 de Octubre de 1983 (dentro del contexto bélico de guerra civil en el Líbano). Curiosamente dos días después de este atentado la administración Reagan invadió Granada…una pequeña isla caribeña y olvidó el ataque de Hezbollah.

Las sanciones no sólo es contra el grupo sino contra todas aquellas personas u organizaciones gubernamentales o no que asistan a este grupo de resistencia.

De todas formas estas medidas tiene como objetivo atacar la línea de flotación del eje chiita antimperialista, antiwahabista y antisionista al fracasar de forma estrepitosa en Siria, país que está sosteniendo una guerra en su territorio pero que no cae, el legítimo presidente Bashar al Asad se mantiene en el poder a pesar de lanzar terroristas y mercenarios, yihadistas o nacionalistas kurdos.

A pesar de esto el intento de dañar a Hezbollah podemos traducirlo en el intento de contraer a Irán, Irak, Siria y Hezbollah en las regiones de Oriente Medio como el espacio que ocupan geográficamente o en Yemen. (Wikipedia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s