¿Por qué Israel desea acabar con Al Asad?

El Estado de Israel ve la caída de Bashar al Asad como indispensable para asegurarse la supervivencia y posterior dominio sobre la región.

Esta aseveración es terriblemente fácil de explicar y lo vamos a hacer centrándonos en tres razones sobre la guerra de Siria:

Control de los Altos del Golán

Desde que fueron conquistados por Israel en 1967 y su territorio ampliado tras la guerra del Yom Kippur, Siria siempre ha defendido que ese territorio debe ser devuelto a Damasco, aseveración secundada por el derecho internacional, la costumbre y los principios generales del derecho, es más, incluso la doctrina Stimson apoya a los sirios en sus pretensiones de recuperar el territorio.

Esta zona está bajo ocupación y colonización israelí, es una zona estratégica muy importante debido a que allí se concentra una de las mayores reservas de agua dulce de Oriente Próximo, lo cual se ha convertido en uno de los puntos más importantes de la industria y de los suministros israelíes.

Además, debido a las características geográfica los Altos del Golán son un obstáculo muy difícil de recuperar por parte de Siria en una eventual guerra, pero al mismo tiempo es muy fácil de defender por el ejercito israelí, es más, desde este territorio se puede cubrir un avance hacia la capital (Damasco). Al mismo tiempo es una perfecta fortaleza natural desde donde observar también el Líbano, dónde está Hezbollah.

Debido a ello el objetivo de Israel es asegurarse su dominio definitivo sobre este territorio y para ello no duda en debilitar al gobierno sirio.

Destrucción de Siria

La destrucción de Siria mediante la balcanización, la eternización de la guerra o el auge de un nuevo orden interno que beneficie a Israel ya sea porque el gobierno sea un títere del eje Tel Aviv-Riad-Washington, que el gobierno sea tan débil que no pueda reclamar sus territorios ocupados ni ser parte del eje antisionista en Oriente Medio o, por último, que el nuevo gobierno sea conformado por los grupos terroristas lo cual llevaría a Siria a un estado de precivilización agravado por las sanciones internacionales (como ocurrió con la Afganistán de los talibanes).

Debilitación del eje antisionista

Esto traería la debilitación del eje antisionista debido a la pérdida de uno de sus más importantes componentes, esto afectaría gravemente a Hezbollah, que no tendría un aliado en la región y estaría rodeado de enemigos, el nuevo gobierno sirio e Israel, siendo presa fácil debido a la lejanía de Irán.

Irán perdería a su gran aliado en el corazón del mundo árabe y quedaría confinado a su territorio y algunos enclaves en Oriente, pero desde luego el golpe sería fatal para su influencia en la región.

La resistencia palestina se vería también muy afectada debido a que uno de sus grandes promotores y financiadores (Siria), no podría ayudarles debido a su situación interna, por lo que la ANP o Hamás se verían cada vez más debilitado.

La debilitación del eje antisionista llevaría a un aumento del wahabismo sionista ya que ambas ideologías son aliadas para el control de la región, Arabia Saudí y los estados que se encuentran detrás de la ideología fundada por Abdul Wahab dan por perdida la causa palestina y están de acuerdo en negociar las zonas de influencia en la región, de tal forma que la alianza sería entre ambos entes (tutelados por el aliado común, Estados Unidos), para que el wahabismo se expanda por el mundo árabe y el sionismo tome todo el territorio de palestina y los Altos del Golán.

Todo esto teniendo en cuenta que los objetivos del wahabismo y del sionismo no se excluyen entre sí sino que se complementan, de ahí que no existan choques de intereses, mientras que sus enemigos son comunes, el chiísmo y el socialismo y Siria es el punto nuclear que, una vez destruída, desbarataría la unión socialista- antisionista del Baaz sirio con el chiísmo (netamente antisionista).

Por otro lado, una victoria in extremis de Bashar al Asad (que se está dando) pone de relieve el aumento de la influencia de esta entente antisionista en Oriente Medio y fuera de ella, dicha influencia sería muy nociva para la entente wahabo-sionista de ahí que Israel no dude en atacar a las fuerzas sirias para ayudar a los grupos terroristas internacionales y que Arabia Saudí sea quién promociona, financia y envía combatientes para estos mismo grupos terroristas.

De ahí que hoy Israel haya atacado al ejercito sirio cerca del Palmira (una locura porque ahí está también el ejercito ruso), todo para evitar el avance del ejercito del gobierno sirio y ayudar a los terroristas yihadistas internacionales del Estado Islámico y otros para que la guerra continúe. (Foto: Wikimedia Commons)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s