Los pastunes

Los pastunes han sido vinculados durante varias décadas a los talibanes afganos, es cierto que el peso étnico de este grupo dentro del movimiento islamista es mayoritario, pero los pastunes son mucho más que eso.

En primer lugar los pastunes son el segundo grupo étnico más grande de Pakistán donde luchan por el Pastunistán (son casi 30 millones) y en Afganistán (12 millones), en general existen 50 millones de pastunes en el mundo que forman parte de 350 tribus, aunque otras cifras arrojan 400, todas ellas formadas por decenas o cientos de clanes integrados.

Sus orígenes no están claros y han formado parte de numerosas teorías científicas o pseudocientíficas, como la que intenta vincularles a las tribus perdidas de Israel durante el exilio en Babilonia, otras (la más cercana a la realidad) y que coinciden con datos aportados por Herodoto, ya en el siglo V a.C., establece que los pastunes habitaban en esa zona desde el I milenio a.C., refiriéndose a ellos como “pactyans”.

Si bien, debido a su posición dentro de las rutas comerciales entre Europa y Oriente Medio-India y China. Los pastunes no han sido ajenos a todo tipo de invasiones, se conoce que fueron conquistado y se mezclaron con arios provenientes de las llanuras iranias, se mezclaron con algunos griegos de la época de Alejandro Magno, con tribus túrquicas, mongolas o indias.

La invasión más importante sufrida por los pastunes se produjo en el marco de la expansión del Imperio Árabe y la llegada del Islam en el siglo VII, de hecho la siguiente mención de importancia que reciben los pastunes son en las crónicas árabes, que ya hablan de ellos en el siglo X. Aunque existe una mención previa por parte del poeta persa Hakim Abdul Qassim Firdusí en el poema épico iranio “El libro de los Reyes”(Siglo IX), en el cual la hija del Rey de Kabul, Rudabeh, acaba casada con Zal. Es importante conocer esto porque tanto Kabul como Kandahar son ciudades netamente pastunes.

Los pastunes (conocidos como afganos étnicos) no fueron arabizados, de hecho conservaron su idioma, idiosincrasia y costumbres, aunque sí fueron islamizados (abandonando las religiones previas), aunque la islamización no significó el abandono de sus tradiciones y costumbres, que fueron muy bien adaptadas.

Una de las características más importantes de los pastunes, curiosamente, es el “Pastunwali“, un código de honor tribal de origen preislámico que rige la vida y les obliga a ser hospitalarios, pero también vengativos y guerreros. Existe un refrán afgano que dice que “los pastunes sólo están en paz cuando hacen la guerra”.

Pastunes en la actualidad

Cuando se produjo la Revolución de Saur que derrocó al Sha de Afganistán (Mohammed Zahir Sha) se dio paso a una revolución cultural acelerada por parte del gobierno socialista, siguiendo el modelo chino, lo cual creó tensiones culturales y llevó al fracaso definitivo de este intento. El concepto era acertado, Afganistán debía de modernizarse, pero el método no fue modélico debido a que se basó en las directrices totalitarias del nuevo gobierno en lugar de centrar el foco en la educación y en una progresiva modernización social.

Estas tensiones generaron que los grupos más reaccionarios decidieran unirse entorno a movimientos islamistas, que empezaban a crecer en la región, y estalló la Primera Guerra de Afganistán entre el gobierno socialista de Kabul y la URSS (apoyados por las tribus del norte) y los Talibanes (apoyados por los muyahidín enviados de todas las zonas islámicas del mundo).

Esta contienda generó un éxodo de grandes dimensiones y cientos de miles de pastunes huyeron hacia Pakistán donde fueron realojados en campos (en uno de estos campos el célebre fotógrafo Steve McCurry fotografió a Sharbat Gula), en Pakistán a los niños no se les aceptaba en los colegio, aunque sí en las madrasas, muchos de estas familias fueron asistidos por pastunes pakistaníes, en este grupo el peso étnico es más importante que la nacionalidad.

Después de la retirada de los soviéticos, la contienda se convirtió en un conflicto interno entre las tribus del norte (uzbecos, tayikos, turkmenos y kirguises) contra los pastunes, estos últimos vencieron y establecieron la República Islámica de Afganistán, curiosamente fue una época de calma interna en el país en casi veinte años de guerra hasta el año 2001, cuando estalla la Segunda Guerra de Afganistán.

Hoy los pastunes de Afganistán viven en medio de una guerra civil y de un estado fallido presa de la corrupción y el terrorismo, muchos de ellos abandonan su país y se unen a los refugiados que llegan a Europa de forma masiva desde 2015, otros huyen a Pakistán. En Pakistán los pastunes, debido a la situación interna del país, tienen una vida más fácil que sus hermanos afganos, aunque también deciden emigrar a Europa.

Sin duda este grupo étnico centroasiático es uno de los más controvertido, injuriados y desconocidos del mundo, a pesar de que han copado titulares y programas de televisión, pero aún hoy son el gran desconocido del juego geopolítico del centro de Asia.

Sin embargo no podemos entender a los pastunes si no comprendemos su código de honor tribal llamado Pashtunwali

Pashtunwali

Melmastia (hospitalidad): es obligatoria la muestra hospitalidad y profundo respeto a todos los visitantes, independientemente de su raza, religión, afiliación nacional o situación económica, y lo hace sin ninguna esperanza de remuneración o favor. Los pastunes harán todo lo posible para mostrar su hospitalidad.

Nanawatai (perdón o asilo): derivado del verbo que significa entrar, se refiere a la protección dada a una persona contra sus enemigos. Las personas están protegidas a toda costa; incluso aquellos que huyen de la ley deben recibir refugio hasta que la situación pueda aclararse. Nanawatai también se puede usar cuando la parte vencida en una disputa está preparada para ir a la casa de los vencedores y pedir su perdón: esta es una forma peculiar de rendición “caballeresca”, en la que un enemigo busca “santuario” en la casa de su enemigo y este es obligado a perdonar.

Nyaw aw Badal (justicia y venganza): para buscar justicia o vengarse del malhechor. Ningún límite de tiempo restringe el período en el que se puede tomar venganza. La justicia en la tradición pastún necesita elaboración: incluso una simple burla (o “Peghor / پېغور”) cuenta como un insulto.

Turah (valentía): un pastún debe defender su tierra, propiedad y familia de las incursiones. Siempre debe situarse valientemente en contra de la tiranía y ser capaz de defender el honor de su nombre. Si alguien ofende este principio es asesinado y si se burla de un pashtún por seguir este principio puede ser castigado.

Sabat (lealtad): los pastunes deben lealtad a sus familiares, amigos y miembros de la tribu. Los pastunes nunca pueden volverse desleales, ya que esto sería una vergüenza para sus familias y para ellos mismos.

Khegaṛa / Shegaṛa (rectitud) – Un pastún siempre debe luchar por el bien en pensamiento, palabra y obra. Los pastunes deben comportarse respetuosamente con las personas, los animales y el medio ambiente que los rodea. La contaminación del medio ambiente o su destrucción está en contra del pashtunwali.

Groh (fe): contiene una noción más amplia de confianza o fe en Dios (“Judai” en pashto). La noción de confiar en un Creador generalmente se relaciona con la idea islámica de creer en un solo Dios (tawhid).

Pat, Wyaar aw Meṛaana (respeto, orgullo y coraje) – Los pastunes deben demostrar coraje [مېړانه]. Su orgullo [وياړ], tiene gran importancia en la sociedad pashtún y debe ser preservado. Deben respetarse a sí mismos y a los demás para poder hacerlo, especialmente aquellos que no conocen. El respeto comienza en el hogar, entre familiares y parientes. Si uno no tiene estas cualidades, no se considera digno de ser un pastún.

Naamus (protección de la mujer): un pastún debe defender el honor de la mujer a toda costa y debe protegerla del daño vocal y físico, cualquier ataque contra una mujer debe ser vengado con sangre del agresor o de sus familiares.

Nang (honor): un pastún debe defender a los débiles que lo rodean. En Pakistán, la tasa de criminalidad es mucho más baja en las áreas pashtunes que en las áreas no pastunes.

Meheranah (virilidad o caballería), el hombre debe ser serio, honesto y viril en todos sus aspectos, desde la forma de vestir hasta la forma de andar y luchar.

Hewaad (país): un pastún está obligado a proteger la tierra de los pastunes. La defensa de la nación significa la defensa de la cultura pashtún o “haśob” [هڅوب], compatriotas o “hewaadwaal” [هيوادوال], y del yo o “źaan” [ځان]. Este principio también está interconectado con otro principio que denota el apego que un pastún siente con su tierra o źmaka [ځمکه](Foto: Flickr)


La única manera de hacer sostenible este blog y mantener un trabajo de análisis geopolítico independiente e imparcial lejos de los sistemas actuales de comunicación de masas es mediante la donación.

Por favor, considera donar la cantidad que consideres necesaria a la cuenta de PayPal: Koldosalazarlopez@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s