¿Por qué Estados Unidos e Israel odian a Irán?

Que Estados Unidos e Israel son el mal, todos lo sabemos. Sólo hay que acudir a la historia de ambos países a partir de 1948, por ejemplo, y ver que la violación de los Derechos Humanos, las injerencias en los asuntos internos de los estados en América Latina, por ejemplo, o en Oriente Medio han sido constantes, la violación del Derecho Internacional, las torturas de Abu Ghraib, a presos políticos palestinos o a combatientes detenidos por los soldados de Estados Unidos.

Matanzas como Deir Yassin o la masacre de Haditha, la destrucción de naciones como Afganistán, Irak, Yemen o Siria, pero también de Nicaragua o El Salvador da buena cuenta de lo que significan estos dos países.

El pueblo iraní en 1979 decidió dejar de ser aliados de Estados Unidos e íntimos de amigos de Israel y eso no se puede tolerar desde estos países, con todo su entramado de organizaciones de inteligencia, asesinos, grupos terroristas en nómina y organizaciones subversivas. Irán decidió vivir bajo los principios islámicos chiitas y su herencia cultural rechazando de plano lo que desde Occidente les ofrecían.

Obviamente tanto Israel como Estados Unidos perdieron poder e influencia en la zona, Israel perdía su gran suministrador de petróleo (70% del petróleo consumido en Israel hasta 1979 provenía de Irán). Washington perdía un títere en el derrocado Sha de Persia, Mohamed Reza Pahleví.

Después de décadas de sanciones, guerras impuestas, ataques diplomáticos y acosos, sobre todo en el periodo desde la caída de la URSS hasta el alzamiento de la nueva Rusia de Putin, donde los países anti sionistas, antiwahabistas y antiimperialistas tuvieron que resistir solos. Todos estos ataques han sido un castigo colectivo hacia el pueblo iraní.
La necesidad de Irán de actualizar su red de suministro energético, desfasada para una población de 80 millones de ciudadanos que consumen más energía que antes ya que hacen vida tecnológica implicó que decidieran crear un programa nuclear civil que cuando fue descubierto alarmó a las élites sionistas de Occidente y a los regímenes terroristas de Israel y Estados Unidos.

La campaña mediática consistió en acusar a Irán de usar el programa nuclear como subterfugio para un programa militar que era una amenaza hacia Israel por las amenazas de Irán al régimen terrorista de Tel Aviv, sin embargo las amenazas de Teherán responde a actuaciones terroristas del Mossad en Irán, que han provocado asesinatos en el país y a las amenazas sionistas. El acuerdo nuclear, incumplido por Estados Unidos y que le ha enfrentado con sus socios europeos ya que el gobierno de Teherán clausuró su programa con la promesa del fin de las sanciones, lo cual desarrollaría su asfixiada economía.

En todo caso, ayer en la ONU el criminal de guerra, asesino y genocida primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, haciendo gala de la natural tendencia a mentir de loos gobiernos de su país, usó la foto de un taller de limpieza de alfombras para acusar al gobierno iraní de seguir enriqueciendo uranio…vergonzoso hasta para un político como él que, a pesar de ser un genocida peligroso, ha caído demasiado bajo incluso para él, que tiene sus manos manchadas de la sangre de miles de palestinos.

En todo caso Irán está en una lista de países que deben ser destruidos, la lista está en el informe “reconstruyendo las defensas de América” del think tank proyecto para el nuevo siglo americano, que daba una lista de países que debían de ser destruidos, uno era Irán.

El odio hacia Irán no es exclusivamente porque tenga un gobierno islámico, sea chiita o tenga buenas relaciones con Siria, Rusia o un viejo programa nuclear ya finiquitado. Occidente y la perversa, asesina y terrorista élite occidental que es sionista e imperialista (con tendencias neoconservadoras, neoliberales o ultracapitalistas) desean la destrucción de la nación iraní.

¿Por qué?, porque Irán posee un sistema cultural heredado de una historia de más de 2500 años de antigüedad, desde Ciro el Grande hasta el Ayatollah Seyyed Alí Jamenei, un sistema que no permite la entrada de ideologías tóxicas que se han demostrado mortales y que han arrasado en Occidente, concretamente en Europa. Ideologías como la falsa ideología de género, la falsa democracia, la falsa libertad, el falso desarrollo económico, el falso feminismo etc… movimientos cuya única y exclusiva función ha sido destruir el núcleo duro de la sociedad que es la familia, propugnar un relativismo que ha dejado la puerta abierta a auténticas aberraciones bajo la premisa de que la verdad no es absoluta sino que es una percepción, por lo tanto hay tantas verdades como percepciones, una verdad a medida de cada persona que debe ser respetada y promocionada, cuando no todas las verdades o ideas son respetables.

Irán no se pliega a esas tendencias, no se pliega al suicidio de su nación sino que, por el contrario, se han atrincherado en su cultura de poetas, místicos, sabios e intelectuales. En las tierras de Zoroastro, Mani, Rumí o Hafez de Shiraz, un país que aunque lo sufre no ha aceptado la maldición de la droga que está destruyendo, como un ácido corrosivo, las sociedades europeas.

Los iraníes de hoy son los herederos de los antiguos persas pero, también, de aquellos pueblos que les han invadido, desde griegos hasta partos, árabes, mongoles o turcos (y más pueblos), de ellos todos aprendieron puesto que aparte de la invasión eran pueblos que aportaron riqueza inmaterial al pueblo iraní, el helenismo, el modelo oriental parto, los árabes el Islam, los mongoles y turcos un sistema comercial internacional desde Europa hasta China y miles de cosas más.

¿Qué tiene que ofrecer los regímenes de Estados Unidos o Israel a Irán?.¿Pornografía, ideología de género trasnochada, liberalismo, filosofía basura contemporánea nacidas de universidades estadounidenses, drogas, lobis sexuales, falsa democracia, precariedad laboral, falsa riqueza, Facebook, Coca Cola, Burger King, televisión estúpida, soez, desagradable y degradante?.

El pueblo iraní se niega a eso y lo peor es que, a pesar de la asfixia económica y de la guerra sin cuartel que sufren, la sociedad sigue floreciendo porque siguen sus modelos culturales que resisten a la vacía cultura neoliberal, sionista y estadounidense. Siguen peregrinando a las tumbas de sus poetas y filósofos en lugar de a las discotecas a emborracharse y escuchar música sin contenido.

Los iraníes siguen respetando a sus padres, considerando que la familia y la colaboración es la base de la sociedad y eso, para Occidente, es un peligro mayor que una bomba nuclear porque puede ser inspirador y por eso, Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí, que son el mal, desean el fin de Irán y la desaparición de su cultura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s