Sionistas y Wahabistas atentan en Irán

Hoy, sábado 22 de septiembre, tras el fin de las conmemoraciones de Ashura, que recuerda el martirio del Imam Hussein (nieto del profeta de los musulmanes Muhammad) en la ciudad de Ahvaz. Por ahora el balance de muertos es de 26 y los heridos superan los 50. El atentado ha constado de cuatro terroristas que han atacado a los civiles y a los miembros de la Guardia Revolucionaria Iraní (Los Pasdarán), tras esto se produjo un tiroteo con resultado de muerte para dos de los terroristas y con la captura de los otros dos.

Sin embargo según fuentes, principalmente la del portavoz del ejército de Irán, Abolfazl Shekachi, dejan claro que no ha sido un atentado producido por DAESH o Al Qaeda sino que señalan como autores materiales al grupo terrorista Al-Ahvaziya, un grupo terrorista de etiología nacionalista árabe que se han constituido como un elemento separatista que la región del Juzestán, en la zona suroccidental de Irán, cercana a la frontera de Irak.

En todo caso nos encontramos con un claro ejercicio de atentado terrorista a través de aliados interpuestos, grupos proxis, cuya función es desestabilizar Irán. Fuentes de inteligencia iraníes señalan que este grupo separatistas tiene estrechos lazos con Israel y con Arabia Saudí así como con Estados Unidos debido a que su red funcionaria como un elemento que ayudaría a entorpecer los esfuerzos iraníes para controlar su territorio en estos momentos previos al inicio de las sanciones contra Irán (que es un caso de castigo colectivo contra la población inocente de Irán).

¿Por qué grupos separatistas?

Los grupos de inteligencia anglosajones (Reino Unido/Estados Unidos) así como los grupos de inteligencia sionista buscan las líneas de fractura para potenciarlas y mediante ingeniería social y financiación lograr romper la sociedad, debilitar la nación y destruir el país.

En Siria o Irak (y en otros lugares) lo hicieron mediante la radicalización religiosa de las comunidades sunitas para usarlos como punta de lanza en contra de otras comunidades, cristianas o musulmanes chiitas o zaydíes etc…Todo para romper la cohesión del país. En el caso de Irak comprendió también un matiz étnico con los kurdos, que se enfrentaron a los árabes sin importarles la rama islámica que profesaran, lo mismo que ocurrió en Siria.

En el caso de Siria la polarización radicalizó a los sunitas y unió a las otras facciones en base al nacionalismo sirio, de corte socialista, de tal forma que milicias cristianas, drusas, alawitas o chiitas combatían en el mismo espectro ideológico (a favor del gobierno) en contra de estos elementos subversivos.

En el caso de Irán la circunstancia es diferente. Los iraníes no tienen masa crítica de otras religiones como para que se puedan usar las creencias religiosas como líneas de fractura, no existe una masa crítica de sunitas que puedan ser radicalizados hacia el wahabismo que sean peligrosos, en número, para el gobierno. Sin embargo Irán es un país multiétnico y multinacional con tensiones separatistas de mayor o menor calado. Vemos a los nacionalistas baluchíes en el este de Irán, frontera con Pakistán. Los movimientos separatistas turco-azeríes, kurdos o árabes que, por cierto, tienen su sede en el Juzestán, con una amplia mayoría árabe.

Los enemigos de Irán, Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí especialmente están aplicando el modelo de guerra híbrida y el uso de la táctica terrorista para dañar y desestabilizar al gobierno de Irán que, últimamente, ha logrado grandes avances comerciales con China, e India. Una creciente proyección con las rutas comerciales provenientes de África o el Sudeste asiático, así como el abandono del dólar en transacciones económicas con Irak y otros países pero sobre todo la creación de un gran bloque chií, anti sionista, antiwahabista y antiimperialista que llega desde Irán hasta el Líbano y pasa por Irak, Siria y se consolida en Yemen con Ansarullah y que, además, ha encontrado aliados cómodos en Turquía o en Qatar que, por ahora, se ha distanciado de Arabia Saudí y su wahabismo/salafismo y se ha atrincherado en la ideología de los Hermanos Musulmanes y, por cuestión geopolítica mira a Irán con cierta tranquilidad.

Los servicios de información iraníes lo tienen claro. Aunque los autores materiales de este ataque han sido árabes de Irán con su grupo terrorista Al-Ahvaziya, los inspiradores y protectores de este grupo es Arabia Saudí e Israel con el paraguas de Estados Unidos y el nefasto terrorista Mike D´Andrea, el nuevo jefe de la CIA para Oriente Próximo e Irán.

De tal forma que Irán debe comenzar a mover ficha e invertir labores de inteligencia, logística y financiación para reforzar a los chiitas de Bahrein (75% de la población) y de Arabia Saudí (40% de la población). (Foto: Wikimedia Commons)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s