El genocidio de Sabra y Shatila

Después de la matanza de Septiembre negro en Jordania, que traumatizó a la comunidad palestina y tensó las relaciones entre estos y el Rey Hussein, muchos palestinos huyeron al Líbano en el primer lustro de los años setenta, justo en el momento en el que comenzaba a desestabilizarse el país más diverso de Oriente Medio.

El conflicto no tardó en aparecer, la Guerra Civil del Líbano estalló en 1975. En aquel momento se enfrentaría diferentes facciones, cristianos, drusos, musulmanes sunitas y chiitas, nacionalistas libaneses, fenicistas, pro sirios etc…, y los palestinos en medio de toda esa guerra. Sin embargo los palestinos llevaban a cabo otra guerra, la suya propia contra Israel.

Los sucesos más brutales fueron la masacre de Karantina, cuando fuerzas cristianas libanesas y ultranacionalistas masacraron este barrio musulmán palestino el día 18 de enero de 1976, el día 20 de enero (apenas dos día después) las milicias palestinos cometieron un brutal ataque en Damour, masacrando a la población cristiana de esta ciudad al sur de Beirut.

Esto haría que los cristianos libaneses se identificaran con Estados Unidos pero, sobre todo, con Israel. Su gran líder, Bashir Gemayel, un cristiano católico maronita cristiano sionista antipalestino se convirtiera en el ídolo político e ideológico de los cristianos libaneses y en el sostén de Israel en el país.

Entre 1975 y 1982 hubo diferentes escaramuzas y operaciones restringidas pero, sin embargo, en 1982 comenzó la guerra de verdad. Israel invadió Líbano, Tiro cayó el primer día de la guerra, y Sidón, sin embargo, tardaría más en caer. Los israelíes tenían como objetivo acabar con los palestinos y sacar a la OLP del Líbano, para ello avanzaron por la carretera de la costa y por el interior, en las regiones controladas por los fedayines palestinos y en los santuarios de los libaneses prosirios.

Bachir_While_Giving_A_Speech

Bashir Gemayel, líder sionista de la Falange Cristiana Libanesa

La OLP huyó en 1982 a Túnez.

Israel, sin embargo, no podía destruir y arrasar el país sin más ya que temían perder el favor de los cristianos si los ataques eran masivos y las muertes indiscriminadas, esa consideración táctica hizo que los cristianos se acercaran aún más a los israelíes. Tras la caída de Sidón venía el asalto a Beirut, que tardó más de tres meses en caer, se bombardeó el estadio olímpico y se continúo avanzando hacia el norte durante sta campaña de verano.

Sin embargo el 14 de septiembre de 1982 Bashir Gemayel fue asesinado con un coche bomba en su cuartel de Beirut. En primer lugar se pensó que el asesinato lo había llevado a cabo los palestinos pero, sin embargo, eso no fue así. Habib Shartouni, un policía libanés cristiano maronita perteneciente al Partido Nacionalsocialista libanés puso una bomba en los cuarteles de Gemayel en venganza por haber “vendido el país a los judíos” y el líder fue asesinado.

Sin embargo, apenas dos días después las tropas de Las Falanges Cristianas Libanesas de Elie Hobeika, con apoyo de las FDI de Israel, atacaron el campo de refugiados palestino de Sabra y Shatila. 

La operación se llevó a cabo de la siguiente manera, los israelíes tomaron posiciones alrededor del campo para evitar que ningún palestino abandonara el campo permitiendo, sin embargo, la entrada de las falanges libanesas en el recinto el día 16 de septiembre a las 6 de la tarde y no salieron hasta el día 18, la matanza duró más de 30 horas, de noche los israelíes disparaban bengalas luminosas para iluminar el campo de refugiados.

Muchos palestinos que sobrevivieron fueron llevados prisioneros y ejecutados cerca de Jounieh durante las dos semanas siguientes. El mundo, cuando descubrió lo que había ocurrido se indignó y se iniciaron diferentes comisiones de investigación, la más sorprendente fue la propia comisión israelí llamada Comisión Kahan.

El grupo estaba compuesto por el Presidente de la Corte Suprema de Israel Yitzhak Kahan, el juez de la Corte Suprema Aharon Barak y el general Iona Efrat. En dicha comisión se concluyó que:

  • El responsable directo había sido Elie Hobieka y las milicias cristianas libanesas;
  • El gobierno de Israel (de Menahem Beguin) indirectamente responsable
  • Condenaba la indiferencia de ministros y altos mandos del ejército israelí calificándolo como negligencia grave
  • Recomendaba la destitución de Ariel Sharon por faltar a sus obligaciones.

En apenas dos días murieron entre 500 y 3000 personas, muchos fueron torturados, mutilados y muchas mujeres y niñas fueron violadas antes de ser asesinadas.

Ese mismo año y de las ruinas de esta guerra nacería el peor enemigo de Israel, Hezbollah. (Foto: Screenshot)


La única manera de hacer sostenible este blog y mantener un trabajo de análisis geopolítico independiente e imparcial lejos de los sistemas actuales de comunicación de masas es mediante la donación.

Por favor, considera donar la cantidad que consideres necesaria a la cuenta de PayPal: Koldosalazarlopez@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s