Pedro Baños, pulpos y conspiracionismos

Pedro Baños Bajo, coronel del ejército de tierra y ex jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo en Estrasburgo (entre muchos otros cargos que, si los pongo aquí ahogarían el texto) es uno de los grandes analistas internacionales que tenemos en España y eso es incuestionable.

El coronel es un hombre que se ha dedicado a la acción militar y al estudio estratégico del entorno internacional. Ha participado como colaborador en innumerables revistas (algunas que le dan la espalda ahora), programas de televisión, debates, charlas y coloquios pero, sin duda, su gran pecado ha sido escribir.

Pedro Baños escribió dos libros que han sido muy exitosos:

  • Así se Domina el Mundo, desvelando las claves del poder mundial;
  • El Dominio Mundial, elementos del poder y claves geopolíticas.

Libros que han sido capaces de democratizar herramientas de estudio geopolítico a profanos y sacar de las altas esferas académicas, políticas y militares estos asuntos y, además, con notable éxito. Sin embargo sus posiciones no han gustado, sobre todo por su visión hacia Rusia sobre la que habla claramente y aboga por unas relaciones estables, pacíficas y de mutuo beneficio (porque pueden darse, de hecho Alexandr Dugin y su teoría del mundo multipolar sigue esta línea).

Para un continente reconvertido en una gigantesca organización laberíntica en manos de Estados Unidos que pretende convertirnos en su mercado exclusivo, decir estas cosas es un desafío y para ello los servicios de inteligencia se ponen en marcha, caso especial es el de “Iniciativa de Seguridad“, una operación del Servicio Exterior de Inteligencia Británico (MI6) y su unidad en España, que trazó la “Operación Moncloa” para evitar que el coronel Pedro Baños tomara posesión del cargo de Director de Seguridad Nacional. Consiguieron tumbarle después de una campaña mediática pública y manifiesta que apoyó las presiones en los despachos.

Se sabe que ciertas organizaciones quieren acabar con él a través del asesinato civil y medático manchando su reputación y credibilidad mediante el desprestigio. Estas organizaciones se la han jurado a Pedro Baños aquí y fuera de nuestras fronteras…

¿Antisemitismo y Teoría de la Conspiración, donde?

Hace unos días un escritor británico del montón al que no voy a nombrar para no darle publicidad acusó a Pedro Baños de antisemita y, desde luego, sus argumentos eran sólidos y convincentes:

-Pedro Baños nombraba a Goebbles UNA vez en el texto cuando hablaba de la manipulación de las masas (con toda lógica y criterio);

-La portada tenía un pulpo, lo que ha sido considerado antisemita porque en los años treinta, en la Alemania hitleriana, se hizo una caricatura antisemita con un pulpo.

Desde luego sólidas no son las pruebas, sin embargo esta acusación no es nueva. El pasado diciembre el twitter de Jüdisches Forum (un grupo alemán de lucha contra el antisemitismo) publicó un tweet en el que protestaba por la portada y, de nuevo, sacaba a relucir el dichoso pulpo dibujado en 1938…se ve que el escritor se ha inspirado en esto para acusarle de nuevo, así que no es ni original.

Sin embargo en esta ocasión el ataque también ha ido en contra de la Editorial Penguin (el sello donde se publica el texto en Reino Unido) que ha tenido que salir al paso y defender al autor que, como sabemos todos los que hemos leído sus dos libros, no tiene el más mínimo rastro de antisemitismo.

Al fracasar este burdo ataque (que nadie se cree y por lo tanto ni los corsarios mantenidos por sus enemigos pueden defender) se han volcado en otra maniobra que consiste en acusarle de conspiranoico. Lo cual tiene como objetivo desacreditarle y desactivar su importante trabajo haciéndolo caer en el espectro de la conspiración y la fantasía conspiranoica cuando, los que conocemos su trayectoria y sus escritos sabemos que todas sus aseveraciones están argumentadas con fuentes fiables y de primera confianza.

El objetivo, de nuevo, consiste en dañar su figura directamente haciéndole perder la credibilidad usando mentiras y, al mismo tiempo, atacando a la editorial de forma torticera. Sin embargo, una cosa hay que tener en cuenta: el abuso de la acusación de antisemitismo sin ton ni son puede ser perjudicial ya que se convierte en un descargo ad hoc que puede volverse en contra porque semejante acusación repetida de forma constante contra todo el mundo pierde su carácter amenazante y, además, puede ser denunciable.

De todas formas esta campaña no va a llegar a ningún lado debido a que el coronel Pedro Baños es un profesional consolidado con un bagaje muy solvente ante las editoriales y el público y con una credibilidad tan grande que ni las acusaciones de antisemitismo ni las de “teórico de la conspiración” pueden con él.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s