Israel se pone nervioso con el Nuevo Presidente Libanés

Dos años y medio de bloqueo en El Líbano para poder elegir un Presidente que gobierne el país. Al contrario que en la mayoría de países en El Líbano el Presidente sí tiene atribuciones, es decir, no es una mera institución. Además en el país de los cedros, por su particular historia y por los conflictos religiosos que han desmembrado el país desde 1975 hasta 1990 se decidió que la paz, lograda tras los acuerdos de Taif, se lograría por la composición dual de Presidente-Primer Ministro.

Y es que en El Líbano forzosamente el Presidente debe ser cristiano y el Primer Ministro musulmán debido a que los porcentajes de seguidores de ambas religiones están casi al 50% en cada una de modo que el equilibrio de poder debe ser indiscutible.

El problema es que todos quieren introducirse en El Líbano, Israel por dos razones, la primera porque Hezbollah está ahí afianzado como partido político y milicia y segunda razón porque Israel necesita controlar El Líbano para estar atento a movimientos hostiles, al mismo tiempo Irán es el gran aliado de El Líbano a través de la facción de Hezbollah, Chií, si bien la facción suní de Saad Hariri está cercana a Arabia Saudí.

Las buenas relaciones de Michel Aoun con Hezbollah ponia nervioso a Hariri, a los sunitas, Arabia Saudí y por supuesto a Israel, de ahí que el país no tuviera Presidente hasta ayer cuando Aoun juró su cargo. El general de 81 juró estabilizar El Líbano, combatir contra el terrorismo dentro del país, alejar la guerra de sus fronteras y recuperar los territorios libaneses ocupados por Israel.

Con este mensaje Tel Aviv se puso nervioso, no tanto por la recuperación de los territorios conquistados sino por el esfuerzo jurado de restaurar la capacidad económica de El Líbano, que lo convertiría en un serio rival económico para Israel como ya lo fue antes de la guerra civil libanesa pero sobre todo fue el interés de acabar con el terrorismo dentro y fuera de sus fronteras, refiriéndose a Siria, ya que Israel utiliza el terrorismo como arma para desestabilizar, enfrentar y destruir sociedades y estados por lo que desafíar y acabar con el terrorismo sería hacer que Israel perdiera influencia y seguridad en Oriente Medio. (Foto: ItzaFineDay)

Para saber más:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s