La dentadura postiza de George Washington

Todos hemos visto alguna vez las famosas pinturas de George Washington firmando el acta de independencia o hemos visto su famoso retrato en los billetes de un dólar.  El antiguo soldado colono en la guerra franco-india y, más adelante, adalid de los colonos frente al Imperio Británico. Lo que no se sabe del primer Presidente de los Estados Unidos es que sufría graves problemas dentales que estaban derivados de su tratamiento para frenar la malaria y la viruela que sufría desde la guerra franco-india.

Este tratamiento, a base de óxido de mercurio, destruyó su salud dental hasta tal punto que a la edad de 22 años un jovencísimo George Washington pierde su primera pieza dental, cuando juró su cargo como el primer Presidente de Estados Unidos, a la edad de 57 años, únicamente le quedaba una pieza dental.

Una de sus obsesiones personales era la de poder restaurar su boca mediante una dentadura postiza que le ayudara a disimular sus problemas bucales y sus enfermas encías, sufría de frecuentes dolores y sangrados.

Tras una ardua tarea buscando dentistas que pudieran realizar su sueño encontró al dentista perfecto, John Greenwood, que no solo le curó sus problemas de encías, saneandolas, sino que además le fabricó una dentadura postiza hecha con marfil de elefante e hipopotamo, materiales carísimos provenientes de África. Tal fue la alegría de poder ver su boca restaurada que Washington no solo llevó siempre puesta su dentadura postiza sino que, además, se hizo enterrar con ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s