¿Qué es una agencia de calificación de riesgos?

Durante mucho tiempo hemos visto en televisión nombres como “Agencia Moody´s”, Agencia Standard & Poor”, “Agencia Fitch” vinculados a cuestiones relativas a crisis financieras, recortes, prima de riesgo, comercio internacional etc…, son grupos que no han sido explicados a la gente corriente para que conozcan, realmente, a lo que se dedican. Existen más agencias como Japan Credit Ratings, Dagong Global Credit Rating (de China) o la ESMA (recogida en un listado de la  Autoridad Europea de Valores y Mercados)

Estas agencias de calificación de riesgo son compañías internacionales que se dedican a valorar el riesgo de crédito e inversión a nivel privado o público de empresas o estados que pretenden financiarse del mercado económico.

Estas empresas califican un producto financiero, una inversión, un estado, una empresa, un estado, un sector o una organización política dentro de un estado (Comunidades Autónomas en España, por ejemplo). El objetivo es dar un mapa fácil de leer para el inversor (que es quién solicita la evaluación) sobre los riesgos que afrontará si decide invertir u otorgar crédito (dinero) a determinado organismo.

Las agencias se dedican, en base a diferentes patrones que van desde la deuda acumulado del organismo hasta la capacidad de devolver el dinero y los intereses en el plazo estipulado, si existe riesgo de retraso en el pago o, directamente, si el crédito puede quedar impagado, en este caso se estudia también la protección ofrecida a la obligación con el acreedor en caso de quiebra u otros hechos que afecten a la liquidación de la misma.

En cuestiones geopolíticas, que es de lo que nos vamos a encargar, una variable es la estabilidad política y social del país y la existencia o no de gobiernos fiables para estas agencias ya que gobiernos de economía proteccionista, socialistas o tendentes al socialismo así como estados no alineados con el sistema internacional, por ejemplo, tendrán una calificación peor en comparación con países estables y gobiernos capitalistas.

Por lo que estas empresas dan buena cuenta de la solvencia económica y la seguridad política de los receptores de estos productos financieros (créditos, ayudas, compra de deuda, letras y obligaciones etc…). Si el estado que requiere de esas ayudas económicas no puede acceder a ella por su situación deberá acometer reformas previas para acceder al capital ya que muchas veces es el propio estado, empresa u organismo que pretende acceder al flujo de capitales para emitir deuda o pedir financiación solicita a una agencia de calificación de riesgo una evaluación.

Para poder acceder al crédito se necesita al menos dos notas de calificación de riesgo de dos de las agencias que hemos nombrado aunque casi todos los sectores o estados solicitan la evaluación de las tres que, al mismo tiempo, pertenecen al grupo DBRS (Dominion Bond Rating Service)

Si, por el contrario, el estado ya endeudado no puede pagar la deuda o tiene problemas, deberá realizar reformas y recortes y desviar el monto sobrante del recorte al pago de la misma. Tenemos que tener en cuenta que el dinero prestado se devuelve en plazos y con intereses e incurrir en impago o retrasos puede generar clausulas y penalizaciones por mora debitoris.

Las agencias de calificación dinamizan el espectro capitalista mundial ya que permite a los inversores ya que sirve como puentes entre los inversores y los financiados y agiliza la puesta en contacto de unos otros. Al mismo tiempo las agencias de calificación aumenta la disponibilidad total del capital de riesgo y aumenta las alternativas de inversión así como la información y rentabilidad de la misma al tener los datos reales del teatro donde va a invertir (si en una empresa, un sector estatal o, directamente, un estado).

¿Cual es el modelo de negocio de una agencia de calificación?

Las agencias de calificación de deuda de pequeño tamaño emite sus evaluaciones exclusivamente a sus suscriptores logrando de ahí su fuente de financiación. Esto tiene como objetivo mantener una cartera de clientes que pagan por los servicios y que al mismo tiempo solicita servicios. Además este modelo mantiene a las agencias alejadas de posibles conflictos de intereses que puedan influir en sus calificaciones.

Mientras que las grandes y medianas empresas no usan este sistema de suscriptores sino que su financiación proviene de los pagos que realizan los emisores de crédito a los que califican y los resultados pueden ser consultados de forma pública aunque, al mismo tiempo, esos informes se envían a los suscriptores (que pagan por este servicio) de forma más detallada. Digamos que en los tablones online donde cualquier persona puede consultar tenemos la información básica y veraz de la calificación mientras que al suscriptor se le pasa esa información más detallada, es una forma de diversificar las fuentes de financiación aunque no es, desde luego, la más importante.

Estos dos modelos de calificación encuentran defensores y detractores.

¿Cómo se califica?

El modelo de calificación se basa en un sistema alfabético estable en el tiempo aunque modificado por las diferentes agencias cuyo valor es equivalente. En primer lugar A y B se considera como Grado de Inversión mientras que de B hacia C se considera Grado Especulativo, lo cual genera volatilidad, inestabilidad y riesgo a nuestra inversión con posible riesgo de impago.

Por ejemplo: 

Agencias:                                         Agencia Moody´s             Agencia Fitch

Calificación                                             Aaa                                       AAA

En este caso la empresa o estado es totalmente fiable y el riesgo de impago o retraso es inexistente: países como Singapur, Alemania o Dinamarca

Agencias:                                            Agencia Moody´s             Agencia Fitch

Clasificación:                                                  C                                           C

En este caso la empresa o estado presenta un grave riesgo y es una inversión altamente especulativa o con una alto riesgo de impago: según la agencia Moody´s sólo Venezuela tiene la clasificación C y para la agencia Fich es Argentina o Surinam.

Estas calificaciones que van desde la A hasta el C en Moody´s o DDD en Fich determina la calidad financiera de su estado y sus opciones de financiación reales; no es una broma, realizar experimentos extraños puede avocar a la pobreza a todo un país y hacerlo insostenible.

Si bien hay que decir que estas Agencias de Calificación de Riesgo pueden resultar grandes actores en guerras económicas como las que se están viviendo.

¿Quieres ver como califica Moody´s y Fich a tu país de América Latina y España?

  • Calificación de América Latina por Moody´s [Click aquí]
  • Calificación de América Latina por Fitch [Click aquí]

Foto: Wikimedia Commons

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s