Todos los móviles de España serán monitorizados

La crisis del COVID19 no es meramente sanitaria sino que está poniendo de relieve muchas realidades a nivel geopolítico e interno. En el caso de España nos encontramos con una forma de control muy siniestra ya que en ella confluye el confinamiento en casa, el control mediante drones y el rastreo de nuestra posición por geolocalización…rastreo que ya se llevó a cabo hace pocos meses ¿casualidad?.

El Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo por el cual se da inicio al estado de alarma y el confinamiento de la población en sus casas para intentar contener la pandemia y que regula y tasa los motivos para salir a la vía pública ha visto en su aplicación toda una amalgama de controles tradicionales pero, también, toda una serie de elementos tecnológicos para la detección de infractores y el control de la población como la aparición de drones de la Policía o la Guardia Civil que detectan al infractor y le avisan por una megafonía incorporada de que debe abandonar el lugar público (en ciudad o campo) y volver a su casa, triangulando la posición para la llegada de una patrulla si la persona hace caso omiso.

Al mismo tiempo nos encontramos con una medida innecesaria que es el rastreo de los teléfonos móviles, esta tarea de índole policial se debía hacer previamente mediante autorización judicial ya que viola el derecho a la libertad de movimiento y la intimidad sin embargo más de 40 millones de teléfonos móviles de toda España van a ser rastreados en un estudio de movilidad anónimo para determinar patrones que nos ayuden a luchar contra el Coronavirus (COVID-19), sin embargo esto puede ser una gran trampa ya que para que el estado pueda rastrear estos teléfonos debe de haber recibido de los operadores los datos GPS de los móviles a rastrear.

El estudio cubrirá todo el país, dividiendo España en 3.200 áreas de movilidad, que identifican agrupaciones de población de entre 5.000 y 50.000 habitantes. Estos datos de posición permitirán tener un retrato robot de los movimientos de más de 40 millones de teléfonos móviles en toda España. Curiosamente han dicho que el motivo del mismo es “una toma de decisiones más eficiente basada en los datos” que no se usará estos datos para labores policiales de vigilancia y que todo perfil será anónimo y todos los datos serán tratados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en colaboración con las operadoras de teléfonos móviles con los que ya ensayó, curiosamente, un experimento de rastreo en noviembre de 2019 ¿coincidencia?

Ya se rastreó a toda la población en noviembre de 2009

El INE, de nuevo, junto con las operadoras de teléfonos móviles determinó que 97,4% de los hogares españoles tienen teléfono móvil con conexión a la red de Internet. En noviembre de 2019 todos los teléfonos móviles ya fueron rastreados durante ocho días (del 18 al 21 de noviembre de 2019).

De nuevo se adujo que la información que se aportaría sería totalmente anónima y su función era conocer el patrón de movimientos general de la población (como ahora)y su función es conocer cómo se desplazan las personas dentro de las ciudades. El país se dividió, como ahora, en 3.500 partes y el núcleo urbano mínimo debía de poseer mínimo 5.000 personas en cada una de ellas.

En menos de un año han monitorizado dos veces los movimientos generales de la población pero, según dicen ellos, de forma anónima con motivo deinvestigar y no para controlar a los ciudadanos. Lo más acuciante y que nos debe asustar aunque ya esté confirmado por personas como Snowden es la connivencia entre las grandes operadoras de teléfonos móviles con las estructuras del estado entendiendo que estas empresas son gigantescos viveros de información de su población en tiempo real y que, por lo tanto, la colaboración mutua es estratégica.

¿Alguien cree de verdad que el estado va a actuar de forma gratuita frente a la población?, ¿alguien cree realmente que esos datos serán tratados de forma anónima de verdad?.  La política jamás dejaría pasar una oportunidad de oro como esta para conocer y archivar toda esta información vital y estratégica sobre la población y conocer todos los movimientos de los ciudadanos. Ya lo hicieron el pasado noviembre y repiten en abril ¿Cuándo lo volverán a hacer?

SITEL

No olvidemos que España posee un  Sistema Integrado de Interceptación de Telecomunicaciones (SITEL). Este sistema costó en 2001 1.803.030 euros por parte del Ministerio del Interior. De hecho en 2007 España otorgó un contrato a Fujitsu por 854.400€ para gestionar el centro de SITEL del Cuerpo Nacional de Policía.

El SITEL es un sistema de escucha e interceptación de comunicaciones usado por la Guardia Civil, Policía Nacional y Centro Nacional de Inteligencia y que intercepta desde llamadas telefónicas hasta mensajes de SMS, Facebook, WhatsApp etc… aunque su uso se hace mediante autorización judicial, ello junto con la red de apoyo y cooperación con las compañías operadoras de telefonía móvil.

Curiosamente España también ha utilizado PRISM, el programa de vigilancia de la NSA y junto con los Ministerios de Defensa de Italia y Francia desarrolla el OSEMINTI (Infraestructura de inteligencia semántica operacional) una red de vigilancia electrónica que depende de la Agencia Europea de Defensa CapTech IAP04 (acrónimo de “Information Acquisition & Processing” en el ámbito “CIS & Networks”).

Tras saber esto ¿cree que este control será sólo anónimo e inofensivo o estamos en los albores de una tiranía tecnológica?. (Foto: Pexels)

Por Koldo Salazar López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s