El informe Dickens, dossier sobre pedofilia en Westminster

El nombre auténtico es “dossier on paedophiles allegedly associated with the British government”(en español: “dossier sobre pedófilos presuntamente asociados con el gobierno británico”). También llamado: El informe Dickens.

Es una de las tramas más macabras y horribles que se han destapado en Reino Unido, y tiene que ver directamente con los esfuerzos de investigación realizados por el Miembro del Parlamento Británico Geoffrey Dickens. El texto versa sobre una trama de pederastas vinculados al gobierno británico. Dickens entregó este material, fruto de años de esfuerzo de investigación por parte de las fuerzas de seguridad británicas, a Leon Brittain, Ministro de Asuntos Internos del Reino Unido.

La investigación, que comenzó como un mero caso de pornografía infantil comenzó a tomar fuerza cuando Geoffrey Dickens acusó, en el año 1981, a Sir Peter Hayman en la Cámara de los Comunes de ser un pederasta. Hayman no era un cualquiera, era un funcionario de alto nivel, diplomático y miembro del MI6 (servicio de inteligencia exterior británico). La acusación venía porque Dickens quería saber por qué Hayman no había sido detenido por, supuestamente, dejar una caja con pornografía infantil en un autobús.

No solo Dickens investigó la cuestión sino que el miembro del parlamento británico Simon Danczuk estaba tras la pista de Cyril Smith, otro ex diputado británico. En los informes se menciona Elm Guest House, una casa en la cual se produjeron abusos y que implicó a: Hayman, el diputado Cyril Smith, el espía soviético Anthony Blunt, un político del Sinn Fein, varios políticos conservadores y uno laborista.

En el expediente había también la queja de una mujer que protestaba porque su hijo de 16 años se había vuelto homosexual tras haber trabajado en las cocinas del Palacio de Buckhingham, así como la denuncia anónima de una funcionaria pública que protestaba por que había personas capturadas por Aduanas e Impuestos Especiales que importaban pornografía infantil debía ser reportado a la policía.

La situación había ido tan lejos que la propia Margaret Thatcher había solicitado la redacción de un informe propio denominado: “Allegations against former public of unnatural sexual proclivities; security aspects 1980 Oct 27 – 1981 Mar 20.”. Este archivo fue encontrado en el año 2015 en el The National Archives por un académico investigador. En ella se veía que Thatcher había realizado anotaciones en las cuales pedían no nombrar a Hayman y continuar con la investigación.

Dickens pidió, incluso, que se investigara a los servicios civiles, diplomáticos e, incluso, a la corte real del Palacio de Buckingham. En el mismo año 1981 el MP empezó a recibir llamadas amenazantes, se descubrió su nombre en varias listas de asesinatos y se asaltó su casa en dos ocasiones pero no cejó en el intento. En el año 1984 se lanzó directamente a ver a Leon Brittan y le entregó el dossier de 40 páginas.

Este, tras leer el contenido, quedó horrorizado y escribió a Dickens de que entregaría ese documento directamente a la policía en calidad de Ministro del Interior de Reino Unido, este informe pasó a los funcionarios del ministerio y al Director de la Fiscalía Pública, que lo analizaron. Sin embargo y, a pesar, de todo el esfuerzo jamás llegaron estos informes a la policía y, por ende, no pudieron investigar.

Se acusó a Brittan de no usar bien los resortes del poder que tenía así como de no haber tratado los documentos con la diligencia apropiada a lo que, en una entrevista en 2014, contestó que esas acusaciones no tenían fundamentos y que sí había ayudado a Dickens. Ya en 1983, un año antes de entregar el dossier, el parlamentario advirtió que el material que tenía era muy importante por los nombres que en ella se encontraba y amenazó con dar sus nombres en directo en el Parlamento.

En 1984, año de la entrega del Dossier, hizo campaña para acabar con el grupo pro pedofilia “Paedophile Information Exchange“(grupo del que Hayman formaba parte) que estuvo activo desde 1974 hasta 1984 año en el que, gracias a los esfuerzos de Dickens, se ilegalizó. Sin embargo el dossier sigue desaparecido a pesar de las posteriores comisiones de investigación que se han abierto en Reino Unido, la última en el año 2015 que, incluso, designó al juez Lowell Goddard, un juez del Tribunal Superior de Nueva Zelanda.

Sir Peter Hayman murió en 1992 sin ser condenado;

Geoffrey Dickens murió en 1995 sin ver a los pederastas condenados;

Leon Brittan murió en 2015 cuestionado por no haber podido presionar con más fuerza;

Sir Cyril Smith murió en 2010. 

(Foto: Wikipedia)


La única manera de hacer sostenible este blog y mantener un trabajo de análisis geopolítico independiente e imparcial lejos de los sistemas actuales de comunicación de masas es mediante la donación.

Por favor, para donar en Patreon [Click Aquí]

Considera donar la cantidad que consideres necesaria a la cuenta de PayPal: Koldosalazarlopez@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s