Talasocracia vs Telurocracia

Es un punto muy importante, en el mundo de la geopolítica, comprender estos dos términos ya que, con ellos, se explican muchas de las tensiones internacionales existentes entre diversos modelos de estado, modelos económicos y sociales que se van imponiendo, solapando, transitando y, casi siempre, chocando alrededor del mundo.

Talasocracia

La talasocracia es un modelo económico de estado y de sociedad que tiene como gran eje central el imperio angloestadounidese. Ambos estados, Reino Unido y Estados Unidos, son países que se encuentran a ambos lados del océano atlántico, Estados Unidos es heredera directa del poder del imperio británico, ya extinto y sustituido por un modelo imperial suave llamado Commonwealth (Mancomunidad de naciones británicas).

Este modelo, que tiene su referente actual en estos países pero que es tan antiguo como la humanidad (las primeras talasocracias fueron Fenicia (moderno Líbano) y la civilización minoica (isla de Creta en la moderna República de Grecia).

El modelo talasocrático es un modelo comercial, basado en el control de puntos estratégicos para el fluir de capitales y mercancías y suelen generar estados descentralizados pero tendentes a la unión supranacional (Unión Europea) así como a modelos multilaterales (Organización de las Naciones Unidas, FMI, Banco Mundial etc…), por lo que son tendentes a establecer modelos globales de flujos de capitales y trabajadores para sostener las actividades comerciales.

A nivel estatal son tendentes a mantener grandes capas de población en paro para así tener ejércitos de trabajadores en la reserva que puedan incorporarse rápido al trabajo ya que una sociedad con pleno empleo es un problema para este modelo. Asimismo, en su desprecio por el estado, suelen tender a las privatizaciones o sustitución de la gestión pública por la privada.

Debido a ello desarrollan en su seno sistemas capitalistas en diferentes fases o grados, capitalismo moderado, capitalismo salvaje, liberalismo (con su vertiente neoliberal) y conservadurismo en su modelo neocon. Tienen a generar sociedades mercantilizadas que se sustentan sobre el consumismo y la constante demanda de servicios y objetos, el consumismo es la manera de sostener el entramado de constante crecimiento económico necesario para mantener este poder.

En las talasocracias el dinero es el eje del éxito social y, también, se tiende a la especulación en los mercados por parte de grandes empresas pero, también, de los particulares (casos de subidas de alquileres por parte de los dueños de las casas etc…) y es visto como el fin para obtener sensaciones y materiales.

Curiosamente la talasocracia suele tender a transformar las sociedades a los requisitos del modelo económico y, para ello, transforma las relaciones sociales, familiares y demás formas de relación del sujeto con su entorno. Las artes también suelen tornarse en abstracciones y se intenta bajar el nivel intelectual de los ciudadanos para así desconectarlo de sus raíces sociales, espirituales y culturales y, sobre esas carencias, construir una identidad nueva tendente al consumo.

Son sociedades progresistas, abiertas y tendentes a la vida urbanita así como al libre comercio.

Su forma de expandirse es sutil combinando un modelo de presión diplomática, mediática y económica (modelo de guerra híbrida) buscando el control del país copando sus recursos para ser importados al territorio talasocrático o, en su defecto, tienden a sentarse sobre esos recursos y evitar que otras potencias puedan acceder a ellos.

Suelen ser naciones obsesionadas con la seguridad y las zonas estratégicas a nivel global, tienen especial interés en el control de los estrechos, archipiélagos, islas e islotes y rutas marítimas siendo, por ello, naciones injerencistas que no tienen reparos en desestabilizar estados para conseguir sus objetivos comerciales.

Telurocracia

La telurocracia, sin embargo, es un modelo totalmente diferente y contrapuestos. Son modelos de estado que basan su fuerza en el poder de la tierra, son estados productivos y tendentes al proteccionismo financiero así como al pleno empleo al entender que la nación es el contenido del estado y que este necesita de todo el potencial de sus ciudadanos, por eso la existencia restringida de la inmigración, si nos atendemos a los datos, las telurocracias importan menos mano de obra que las talasocracias.

Suelen ser reacios a unirse a organizaciones internacionales por la pérdida de soberanía que ello conlleva ya que en su modelo interno suelen ser estados centralizados y autárquicos que casi no requieren salir al mercado internacional para satisfacer la demanda interna.

El modelo económico suele tender al ahorro y a gastar en lo necesario para sobrevivir ya que la especulación casi no es contemplada y los modelos consumistas no terminan de arraigar ya que, a nivel social, suelen ser sociedades conservadoras tendentes al socialismo, ya sea de izquierdas con modelos marxista-leninista, como de derecha con modelos de socialismo italiano (fascismo o similares) o nacionalsocialista (o similares).

En estas naciones la vinculación a la cultura, espiritualidad y tradiciones suele ser muy importante y conviven con el progreso pero supeditando el progreso al modelo cultural (y no al revés como en las talasocracias), de tal manera que no pierden sus usos y costumbres. De hecho las telurocracias, a nivel demográfico, suelen tener una tasa de reposición de la sociedad positivo y se concentran en zonas rurales o en ciudades más pequeñas que las masivas ciudades talasocráticas.

En las artes, divertimento y el estudio suelen ser concretos y no tienden a la abstracción. Debido a su tendencia socialista (aunque enmascarada detrás de otros nombres) suelen aborrecer el individualismo y son tendentes al colectivismo y para ello suelen intentar explotar al máximo posible, dentro de las oportunidades de cada ciudadano, el máximo a nivel estudiantil o laboral.

Las relaciones diplomáticas a nivel global suelen ser sencillas aunque son tendentes a la agresividad en sus vecindarios si encuentran rivales o estados enemigos, aunque no son injerencistas. Su obsesión es mantener el control de zonas terrestres necesarias para sostener a la nación ya que siguen el concepto de espacio vital para la supervivencia e independencia de la nación.

Telurocracias son, por ejemplo, la Antigua Roma, el Imperio Mongol o el Imperio Napoleónico pero, hoy en día, las grandes telurocracias son Rusia, Irán y los sistemas socialistas árabes como Siria.


La única manera de hacer sostenible este blog y mantener un trabajo de análisis geopolítico independiente e imparcial lejos de los sistemas actuales de comunicación de masas es mediante la donación.

Por favor, considera donar la cantidad que consideres necesaria a la cuenta de PayPal: Koldosalazarlopez@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s