El conflicto de Novorussia

La OTAN va a aumentar su presencia en Europa a la vista de las acciones que se están llevando a cabo en Ucrania. En este artículo desmenuzaremos la situación que vive hoy Ucrania y la polarización de las regiones, tenemos que tener en cuenta que la Ucrania moderna es fruto de la desmembración de la URRS.

Fin de la URSS

Cuando a principio de los noventa del siglo XX se desmonta apresuradamente la antaño superpotencia comunista toda una oleada de nacionalismo se hizo fuerte en el antiguo territorio soviético. Se trazaron fronteras y se delimitaron de territorios normalmente vinculados a la antigua administración soviética, es decir el antiguo RSS (República Socialista Soviética) de Ucrania se transformó en un estado independiente y rápidamente comenzó su desarrollo económico en solitario, si bien lastrado por varias décadas de economía socialista estancada por la falta de estímulo económico. La situación de Ucrania, en cambio, es diferenta a la de cualquier otra ex república soviética debido a su posición energética, militar estratégica y a la cantidad de fondos que recibe para mantener controlado la antigua central nuclear de Chernobyl.

Debido a la “libertad” de movimientos en la URSS grupos de rusos migraron hacia el oeste asentándose en territorios que hoy no pertenecen a Rusia, lo cual los convierte en minoría étnica en diferentes lugares. En Ucrania esto ocurre igualmente ya que la población rusa es mayoría incuestionable en la zona sur, este y este-central ¿Por qué?

1 razón: La zona de nacimiento de Rusia es la zona este y centro-oriental de Ucrania (el antiguo Rus de Kíev)

2 Razón: En la zona sur, sobre todo en la celebérrima Crimea, existe una mayoría rusa debido a que en 1954 Crimea fue cedida por Jrushev al RSS de Ucrania para aligerar el peso burocrático en la zona, ya que esta impedía un correcto desarrollo de la gobernabilidad de la región, de modo que para beneficiar a esa población las competencias se cedieron a Kiev, mucho mas cercano administrativamente.

otan

Emblema de la OTAN

Realidad Actual

Si nos ceñimos a la situación actual, una vez situado ligeramente al lector, de entrada se encontrará un mapa étnico de Ucrania que divide en dos el país, la zona centro y centro-Occidental es ucraniana-eslava ortodoxa, y de lengua ucraniana, estos que intentan evitar el peso ruso y acercarse a la Europa occidental y para ello usan un fuerte componente nacionalista, por otro lado nos encontramos minorías polacas y católicas, mientras que la zona sur, central y centro-oriental es eslava rusa y de religión ortodoxa lo cual polariza cultural, histórica y lingüísticamente la región.

Para saber más le recomiendo la lectura de Tarás Bulba, de Nikolai Gogol y podrán tener una visión histórica bastante cercana a la realidad de la situación Eslavo-Polaca en Ucrania.

Las protestas del Euromaidan se produjeron contra el electo presidente Viktor Yanukovich y se iniciaron el 21 de noviembre de 2013, cuando el presidente de Ucrania, de tendencia prorusa, decidió suspender el acuerdo de asociación y libre comercio con la UE para fortalecer los vínculos con Moscú. Las protestas se iniciaron automáticamente por sujetos vinculados al ultranacionalismo y al ultraderechismo ucraniano, que comenzaron a manifestarse en la plaza de Maidán, centro de Kiev. Los manifestantes solicitaban la dimisión de Yanukovich y la vuelta al status quo anterior a la decisión del presidente de no entrar a la UE.

Al comienzo se produjeron concentraciones pacíficas solicitando entrar en la Unión Europea pero pronto grupos de extrema derecha se hicieron con el control de la situación y las protestas se tornaron violentas, hasta el punto que se produjeron combates y disparos de francotirador desde el lado de los manifestantes, que causaron la muerte de varios miembros de los cuerpos y fuerza de seguridad ucranianos. Mientras eso se daba grupos de milicianos se hicieron con el control de edificios públicos provocando la caída del gobierno y la huida de Yanukovich a territorio ruso, las protestas habían sido fagocitadas por los ultranacionalistas ucranianos financiados por la UE y USA que se hicieron con el control.

Crimea

Después de la deposición del presidente y el apoyo ofrecido a los golpistas desde el exterior, territorios ucranianos de mayoría rusa se alzaron contra el gobierno y celebraron en Crimea un referéndum para integrarse en la Federación Rusa, cosa que consiguieron ya que la gran mayoría de habitantes son étnica, religiosa, cultural y lingüísticamente rusos, lo cual les llevó a unirse Rusia en lugar de declarar la independencia, ya que esto hubiera supuesto una confrontación civil. La adhesión a Rusia garantiza la seguridad de la zona, mientras esto ocurría la zona oriental de Ucrania se alza contra el gobierno de Kiev y declara su independencia, milicias prorusas toman el control mientras las fuerzas rusas se despliegan en Crimea para proteger su recién adquirido territorio.

En el este cada vez mas administraciones y cuerpos militares se unen a las fuerzas pro rusas (que no rusas propiamente) y toman el control de la zona. Kíev trata de recuperarlas lanzando operaciones militares sobre territorio ucraniano oriental, como cuando se recuperó para Ucrania el aeropuerto de Kramatosk en el este, que había sido tomado por fuerzas favorables a Moscú.

La guerra energética

Declaraciones de Pavel Driomov (1975-2015), Atamán de los cosacos de Novorussia

Mas allá de las consideraciones y valoraciones de las fuerzas militares y las tendencias etnopolíticas en la región debemos centrarnos donde de verdad importa y lo primero es la guerra energética. Ucrania es la llave del gas de Europa, es el puente estratégico que une la producción del gas que mantiene caliente el centro de Europa, especialmente Alemania y Francia. (España no se ve afectada por esta situación ya que por cuestiones geográficas obtiene el gas que consumimos de Argelia)

El gas se extrae en las estepas rusas y es enviado a Europa vía Ucrania, de modo que quien controle Ucrania tendrá el poder energético sobre las potencias económicas europeas de ahí la necesidad por parte de la UE de mantener en una posición privilegiada a Ucrania y tratar de anexionarla al club Europa. Con los sucesivos gobiernos ucranianos la UE fue estrechando el cerco y, poco a poco, en un canto de sirena logró atraer a Ucrania hacia Bruselas alejándola de Moscú, lo cual preocupaba a Rusia y de ahí el esfuerzo diplomático para que una vez Julia Timoshenko (uno de los adalides de las revueltas del “Euromaidán”) abandonase el poder.

El siguiente mandatario, Viktor Yanukovich, volvería al status quo anterior. Una vez logrado el acercamiento hacia Moscú, Bruselas no pudo permitir que se escapara el control sobre la estratégicamente prioritaria Ucrania y lanzó una campaña de “demonización” del gobierno ucraniano a nivel internacional y estimuló elementos desestabilizadores dentro del territorio, como el caso del grupo FEMEN que inició una campaña en contra del Presidente, al mismo tiempo en Rusia apareció las “Pussy Riot”, elementos de desestabilización social que fueron neutralizadas.

La UE ha empleado todos los métodos a su alcance para asegurarse Ucrania debido a los gasoductos que desde Bryansk, Voronezh, Kursk y Rostov-on-Don, desde Rusia, introducen el gas principalmente vía Sumy y Kharkov en Ucrania, de ahí el interés de Kíev y la UE por mantener bajo su control la zona Oriental, ya que si la pierden, Ucrania, aparte de ser dividida en dos, perdería toda su naturaleza estratégica, ya que únicamente tendría el control directo de los gasoductos Bielorrusos de Brest y Mozyr que no tienen la importancia de los anteriormente mencionados.

Estrategia de Guerra

También USA y la OTAN estaban interesadas en Ucrania ya que un país unido a la UE implicaba un primer paso para unirse a la OTAN y poder instalar en las fronteras de rusia el polémico escudo antimisiles que han ido desplegando poco a poco en los países centro europeos violando los acuerdos de respeto militar entre ambos países.

En 1990 James Baker, Secretario de Estado de Estados Unidos en 1990, prometió a Gorbachov no expandir la OTAN hacia el este de Europa.

Aparte de la posición militar estratégica para instalar interceptores de misiles hablamos también de que si la revolución ucraniana se hubiera desarrollado satisfactoriamente, ahora la OTAN tendría una presencia mayoritaria en el mar negro ya que con Turquía y Ucrania la flota rusa del Mar Negro estaría en inferioridad de condiciones estrechándose el cerco a Moscú.

Novorussia

Pro-Russian rebels shoot in the air at funeral of a fellow fight

Milicianos de Novorussia (Foto: Wikimedia Commons)

Después de los disturbios en Ucrania durante la primera mitad del 2014 varias regiones se independizaron del Kiev. Una, Crimea, se integró en la Federación Rusa mientras otras, Donestk y Lugansk decidieron embarcarse en un proyecto político creando nuevo estado. Novorossia.

Este estado nació después de la celebración de unos referéndums concertados por las minorías étnicas rusas del oriente ucraniano, aunque si bien estos eligieron libremente la secesión no eligieron asimismo la integración en Rusia, muy por el contrario las Repúblicas de Lugansk y Donestk decidieron establecerse como un estado independiente constituyendo un gobierno propio, manteniendo la administración ucraniana reformada y ejerciendo el poder sobre una población dentro de un marco geográfico, esto es, se constituyeron como estado según define el Derecho Internacional el concepto de estado.

Este estado aún no ha sido reconocido como tal por la Comunidad Internacional aunque es una realidad geográfica, étnica y política que debe atenderse. Constituida con el nombre de Unión de Repúblicas Populares de Nueva Rusia se reclama rusa cultural y lingüísticamente, pero no desea constituirse en República Federal de Rusia, más bien desean establecer un proyecto político que integre a todos los rusos de Ucrania y de las repúblicas vecinas

Novorusia es un estado federal conformado por dos repúblicas, Lugansk y Doneskt cuyas fronteras políticas son las fronteras de los antiguos Oblast (provincias) ucranianas, pero su misión es la de permitir la entrada a la federación de repúblicas de la nueva Rusia a todos los Oblast Ucranianos que democráticamente así lo deseen.

Funcionamiento interno y divisa

Novorussia es un estado popular, esto es, se define tal como se definían las ex repúblicas socialistas de la Unión Soviética, por lo que nos encontramos una república de corte socialista ya que tratan de seguir el modelo del control estatal de los medios de producción, intercambio, comercio y finanzas.

Hay que tener en cuenta el contexto moderno de esta revolución y de su comienzo con las reivindicaciones de Maidán. No nos hayamos frente a unos nostálgicos soviéticos sino más bien con una adaptación del concepto de distribución de la riqueza mediante el modelo de control del sector de la energía, industria pesada y armamento para evitar injerencias privadas con fines especulativos (que es lo que ha, por otro lado, destruido parte de la economía de Europa Occidental).

La divisa de este nuevo estado se llama “libertad y trabajo” lo que muestra el compromiso popular de este nuevo estado europeo para con la ciudadanía, este estado reivindica como un mantra la necesidad de servir al pueblo por encima de los oligarcas. Probablemente esta obsesión sea producto de la masa de oligarcas que desde Kiev controlaban descaradamente la política y, por ende, las vidas de los ucranianos.

Se debe seguir el recorrido de este nuevo estado que ha dividido a la comunidad internacional y ha desatado una suerte de mini guerra fría entre Occidente y Rusia así como en enfriamiento de las relaciones entre la Bruselas y Moscú. Enfriamiento de relaciones que se ha traducido en la imposición mutua de sanciones que ha perjudicado la ya maltrecha economía de la Unión Europea debido a la dependencia en materia de exportaciones alimentarias.

Sin embargo Rusia ha sabido llenar el nicho comercial logrando nuevos proveedores en America Latina y abriendo a los estados de sudamérica un mercado en expansión como el ruso, relegando a Europa a un segundo plano.

Rusia, sanciones y contrasanciones

14721846535_cfe780efd5_k

Vladimir Putin, Presidente de Rusia

La crisis ucraniana ha sido el mayor conflicto político en Europa desde la guerra de los Balcanes. En la revolución ucraniana, que ha acabado en una situación de guerra civil en el este del país y con dos territorios secesionados, y uno de ellos, Crimea, reintegrado en la Federación Rusa debido a la presión poblacional que, una vez disuelta la URSS, se vieron en un país que no era el suyo.

El arbitraje de Rusia en este conflicto no fue bien visto por la UE y USA que pretendían con Ucrania controlar los oleoductos y los gaseoductos que suministran la energía a Europa así como expandir la OTAN hasta el este y situarla en la misma frontera de Rusia aislándola de la Unión Europea y tratando de contrarrestar su creciente influencia.

Occidente no negocia nunca. Impone su criterio frente a las otras naciones y si estas se niegan a aceptar el criterio impuesto comienzan a preparar baterías de sanciones que, en este caso, no se hicieron esperar. Después de las acusaciones cruzadas entre Occidente y Rusia por la desintegración del estado ucraniano y, el más que dudoso, ataque y derribo del avión malayo en zona de conflicto hizo que USA y la UE decidieran aprobar una serie de medidas contra Moscú.

Las medidas consistían, en principio, en una campaña de desacreditación informativa en toda la zona de influencia europea-estadounidense así como la aprobación de todo un paquete de medidas contra Rusia en los terrenos:

  • Financiero y económicos: Mediante sanciones a bancos públicos rusos, sanciones a personas jurídicas y empresas rusas así como ha personalidades del ámbito empresarial, político y diplomático;
  • Militar: La imposición de sanciones en materia militar y de defensa;
  • Comercial: mediante sanciones al petróleo y gas ruso así como a otros tipos de materias primas proveniente de Rusia y a objetos de comercio y manufacturas.

Dichas sanciones se publicaron con una demora de tres meses para revisarlas y contemplar los daños que pueden causar a la economía europea ya que en caso de ser mas nocivo esta sanción para Europa que para Rusia, Bruselas iniciaría vías de negociación.

Europa teme que Rusia, en respuesta, corte el suministro de gas del que dependen el 100% de los países del este europeo y el 30% de Alemania. Es mas, la investigadora del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago, Olga Lepigina, advirtió que las sanciones impuestas a Rusia por razones políticas son un arma de doble filo porque van a tener efectos negativos especialmente sobre los países europeos dependientes de Rusia.

La respuesta rusa no se ha hecho esperar, frente al acoso de la Comunidad Europea y Estados Unidos contra sus empresas, personalidades y sistema comercial el presidente Vladimir Putin ordenó prohibir y, en algunos casos, limitar la importación de alimentos desde EE.UU., la UE, Australia, Canadá y Noruega, dicho bloqueo comprende carne, pescado, leche, productos lácteos, frutas y verduras. La medida regirá hasta por un año. Aunque ha sido revisada y el veto se ha levantado en aquellos alimentos necesarios para la población que necesita alimentos especiales (celiacos, diabéticos etc…)

Dicha medida va a atacar el corazón del tejido productivo, comercial y exportador de Europa, a los dos días del inicio de las sanciones los camiones cargados de productos con destino a Rusia debían volver a su origen ya que no podía entrar en territorio eslavo, los productores de Austria protestaron abiertamente.

El bloqueo ruso de los productos europeos no afecta en nada a su consumo interno, la acertada política de Putin en América Latina le ha granjeado la simpatía de los estados latinos que ven en Moscú un aliado firme, sincero y de confianza que no injerirá en los asuntos internos de América Latina, continente presto a comerciar con Moscú.

Los productos vetados a Europa ya están siendo comprados en América Latina a un precio inferior al adquirido en Europa por lo que los economistas estiman que los productos derivados de este comercio interoceánico van a ser mas baratos que los adquiridos en el mercado europeo.

Asimismo Rusia posee un mercado de exportación e importación que comprende China, Irán y la “Unión Aduanera o Unión Euroasiática” compuesto por Rusia, Bielorrusia y Kazajstán y el espacio económico único y ampliable a otros estados de la Comunidad Economica Euroasiatica (EurAsEC) y la Comunidad de Estados Independientes. Así como los países de América latina que han sido, por otro lado, presionados por USA y la UE a no comerciar con Rusia, presión a la que los mandatarios latinos han respondido enérgicamente y a la que han hecho oídos sordos.

Según se estima para el próximo año la economía rusa crecerá un 0,5%, poco para un estado como Rusia pero suficiente como para mantener una política financiera y económica estable y segura. Con estas medidas se pretende hacer daño a la economía rusa pero por ahora no resulta posible, intentar hacer daño económicamente a Moscú es un peligro para Europa ya que una contracción económica de Rusia sería desastrosa mientras que USA apenas se vería afectada.

Conclusiones

La situación ucraniana no ha acabado ni mucho menos, se espera una escalada de tensión en la región que probablemente irá en aumento y puede expandirse al resto de Europa, la UE, USA y la OTAN al no lograr los objetivos estratégicos planteados con la adhesión pacifica y amistosa de Ucrania, controlar el paso del gas a occidente y la instalación de bases de la OTAN en el país eslavo y por lo tanto aislar a Rusia.

De echo el incremento de la presencia militar de la OTAN en el Báltico es una señal del interés de Occidente de tensar la cuerda.

La coalición occidental ha decidido que si Ucrania no se une a Occidente tendrán que emplear la fuerza y ahí está el inicio de la desestabilización del país y el derrocamiento del gobierno. Hablamos de una anexión forzosa, han repetido y adaptado a la sensibilidad europea las acciones perpetradas en Siria, y en otros estados en la primavera árabe, es decir, azuzar a la población para que derroquen a un mandatario y, bajo una forma legal de restauración de la legalidad interna, se produce una anexión externa para el control de los recursos naturales y humanos, al mismo tiempo que se aísla al enemigo ruso y se controla un territorio estratégico de forma militar.

El factor con el que no contaban en Washington y Bruselas era el determinante vector humano en Crimea y en el este que ha puesto a Rusia en una posición más delicada que el que la propia Moscú hubiera deseado. La marcha de Crimea y la situación oriental de Ucrania nos lleva a pensar de que la zona oriental acabará estabilizándose para entrar en la comunidad internacional como estado soberano reconocido y lo que quede de Ucrania formará parte de la Unión Europea y de la OTAN. (Foto: Wikimedia Commons)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s