Vírgenes juradas y venganza de sangre en Albania

En Albania, uno de los países más pobres de Europa, debido al comunismo Hoxhaísta (una visión ultraortodoxa del comunismo que enfrentó a Albania con el comunismo internacional de la URSS, China o la vecina Yugoslavia de Tito) los albaneses sufrieron un empobrecimiento total y un aislacionismo absoluto del extranjero (era la Corea del Norte europea), hasta tal punto que hoy existe una niebla de misterio sobre el país balcánico.

Al mismo tiempo, desde la muerte de Hoxha en 1985, el comunismo sobrevivió hasta 1991 año en el que el bloque socialista mundial cae (y Albania también), en ese momento se asaltaron polvorines del ejercito y se robaron millones de armas automáticas, de hecho Albania se convirtió, y aún hoy, en un supermercado del armamento.

El problema vino que la labor cultural del marxismo hoxhaísta de intentar borrar las tradiciones religiosas, culturales y socializar las áreas rurales albanesas fueron un fracaso total debido a que las leyes tribales volvieron a Albania y el Kanún (desterrado en la época socialista) volvió a tomar cuerpo.

Una de las curiosidades del Kanún y del Besa (ambos códigos de honor), establecían la venganza de sangre, es decir que si una persona asesinaba a otra, la familia del muerto tenía derecho a vengarse en la familia del asesino salvo en sus casas. Un estudio realizado por Justicia y Paz con Cáritas, entre 2006 y 2008, estableció que hoy hay 138 familias autoaisladas en Albania por temor a la venganza de sangre del Kanún.

Vírgenes juradas

En las áreas rurales de Albania, donde se practica el Kanún, también existe esta tradición de las mujeres que se convierten en vírgenes juradas que se parece mucho al Bacha Posh afgano (aunque con notables diferencias). Debido a la situación de inferioridad de la mujer en ciertos sectores de la sociedad albanesa, que es una sociedad muy compleja y no se puede categorizar y ni generalizar, las mujeres, según el Kanún, no pueden vivir como hombres ni poseen la libertad del varón, e incluso no pueden heredar.

La única manera, para una mujer, de ser libre como un varón y tener los mismos derechos que este consiste en jurar ante los ancianos de la comunidad que se va a ser virgen, que se va a vestir, hablar y comportar como un hombre por el resto de su vida. Una vez realizado este juramento la mujer pasa a ser considerado un hombre con todos los derechos y responsabilidades del mismo y sin ser cuestionado. (Foto: godo godaj)

MÁS INFORMACIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s