La Fuerza Quds, los puños de Irán

La Fuerza Quds, o Sepah e Qods, es la unidad de élite del Sepah e Pasdarán fundada en 1979 y activa hasta hoy. Si los pasdarán son la élite militar de Irán, que posee su propia estructura militar paralela e independiente del ejército regular y que sólo responde ante el Líder Seyyed Ali Jamenei, la Fuerza Quds es la unidad de élite de este ejército de élite. En definitiva, son la flor y nata militar de Irán.


Más allá de su función militar de combate se encuentra su papel como instructor de fuerzas chiitas y proiraníes en el mundo islámico, especialmente en Irak, Siria, Líbano y Afganistán así como el apoyo a grupos no estrictamente chiitas pero vinculados a Irán religiosa y políticamente como en el caso de Yemen con Ansarullah. Sin embargo el trabajo de la Fuerza Quds implica también la división entre meros combatientes elegidos por su fidelidad a la revolución islámica de Irán y sus habilidades militares, especialmente en el ámbito de las operaciones especiales y sabotajes.


Sin embargo la Fuerza Quds también se encarga de monitorizar activos extranjeros y operaciones fuera de las fronteras de su esfera de influencia. Operaciones en África, Europa o América de amplio espectro: desde formación militar hasta supervisión de espionaje y estructuras de inteligencia pero también estructuras financieras y empresariales para obtener información y financiación, de hecho en estos campos del espionaje la Fuerza Quds es independiente aunque está vinculada a la VEVAK (el servicio de inteligencia iraní).


Si la VEVAK tiende a ser un servicio de inteligencia civil interno y externo el ala de inteligencia de la Fuerza Quds es eminentemente militar y externa y sirve para organizar desde expediciones militares hasta contactar con aliados y diseñar estrategias.


Curiosamente tienen una fuerte red de inteligencia a través de estructuras culturales y expertos de la Fuerza Quds especializados en la captación y traducción de textos OSINT (Open Source Intelligence), información de fuentes abiertas (medios de comunicación radio etc…).


Sin embargo, como vemos, la Fuerza Quds se ha destacado especialmente en Irak desde el año 2002 donde el General Qassem Soleimani frente a la inminente invasión estadounidense creó redes de inteligencia y combatientes en el país y entrenó, con el apoyo de instructores libaneses, a los futuros milicianos que lucharían contra Estados Unidos. Irán, según cuenta el General estadounidense Stanley McChrystal inundó Irak de armas y munición para facilitar la labor de lucha a los iraquíes.


En Afganistán la Fuerza Quds se ha destacado por su apoyo a los chiitas y a los tayikos, especialmente en los años ochenta cuando, recién creada, ayudaba a los milicianos de Ahmad Shah Masud y, al mismo tiempo, a los milicianos del Emirato Islámico de Afganistán a luchar contra los Estados Unidos.


Al mismo tiempo, en Siria se han destacado por el envío de voluntarios para luchar contra el DAESH, Al Nusra (ahora HTS) apoyándose también en los kurdos aunque la función de Irán en Siria era doble: Acabar con los grupos terroristas wahabistas competidores de Irán y, por lo tanto, una amenaza para Irán; sostener el gobierno del Presidente Bashar al Asad; ahogar cualquier tentativa de creación de un Kurdistán libre y establecer un estado de milicias chiitas sirias entrenadas y supervisadas por oficiales sirios e iraníes. Este último plan fracasó tras la elección de Damasco de confiar en la reorganización del ejército sirio bajo supervisión de Rusia.


Sin embargo, donde la Fuerza Quds ha mostrado su gran poder ha sido en Líbano con Hezbollah; que pasó de ser una milicia supeditada a Irán y Siria a una organización militar independiente y aliada estratégica de ambos países pero donde Irán intenta destacarse a través de sus esfuerzos bélicos y de inteligencia es en Israel y Palestina. De hecho “Fuerza Quds” significa Fuerza Jerusalén (Quds es el nombre árabe para Jerusalén).


La red de inteligencia, apoyo financiero y militar de Irán a las milicias palestinas (especialmente Hamás y la Yihad Islámica Palestina en Gaza) es una realidad. A nivel informativo y mediático el apoyo de Irán intenta torpedear a Israel de forma constante con el apoyo total a toda resistencia palestina. Ese apoyo incluye también a la ANP de Mahmoud Abbas pero es muy especial el apoyo a estas dos milicias islamistas de palestinos.


Esto ha desembocado en una guerra proxi muy violenta entre Tel Aviv y Teherán en todo el mundo. Esta guerra proxi ha sido especialmente dura en Siria con los constantes bombardeos de las fuerzas aéreas israelíes sobre cuarteles iraníes y de milicias vinculadas a Irán. Por otro lado, sin embargo, las acciones de sabotaje (de la cual la Fuerza Quds es experta) en el Golfo Pérsico y el Mar Arábigo, han sido una constante. Barcos israelíes y estadounidenses atacados de forma constante.


De hecho Estados Unidos autorizó a la CIA a que, desde Irak y Afganistán, usaran a la fuerza de las CIA SAC/SOG para realizar acciones de guerrilla en territorio iraní para desestabilizar el país y establecer una eventual crisis con cambio de régimen. De hecho siempre se ha sospechado que el grupo islamista Jaish Ul Adl de Pakistán obtiene ayuda y financiación de Israel y Estados Unidos, esto unido al apoyo que los separatistas kurdos reciben especialmente de Israel.


En definitiva, la Fuerza Quds es una unidad de élite de alto valor añadido experta en inteligencia, formación y establecimiento de redes de apoyo de espionaje, logística y militar para uso propio así como para el uso por parte de milicias formadas Ad Hoc por Teherán como aliados interpuestos, una fuerza que cuenta con el apoyo incondicional de las estructuras de poder iraní y que actúa por todo Oriente Medio enzarzado en una guerra abierta con Israel y Estados Unidos.


Desde 2007 la Fuerza Quds es considerada un grupo terrorista por Estados Unidos, Canadá en 2012, en 2018 Arabia Saudí y Bahrein los reconoció como grupo terrorista. El éxito y el poder de la Fuerza Quds fue tal que a través de su estructura Irán tenía una influencia determinante, por lo menos, sobre Irak y Líbano. En una eventual victoria de Ansarullah en Yemen el país caería también bajo la hégira persa así como Afganistán. La situación era tan grave para los Estados Unidos que en enero de 2020 el líder de esta fuerza militar, el General Qassem Soleimani, junto con el líder de las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, Abu Mahdi al Mohandas, fueron asesinados en Bagdad mediante el lanzamiento de un misil desde un drone por parte de Estados Unidos.


Ahora el líder es Ismail Ghani que continúa con las operaciones militares y de inteligencia de la Fuerza Quds en todo el mundo. (Foto: Wikipedia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s