Burakumin, los parias de Japón

Japón es un país laborioso, nacionalista y tecnificado. Representa la punta de lanza del modelo ultratecnológico, la sociedad avanzada y el nuevo mundo desarrollado que también ha sabido exportar al mundo grandes retazos de su cultura que va desde el manga al anime, la comida (todos hemos probado sushi o ramen), la música o la poesía haikú así como dar a conocer particularidades de sus tradiciones como las geikos (geishas), los samurais, los shinobi (ninjas) y rituales tan llamativos como la ceremonia del té o el macabro jigai o el seppuku (más conocido como harakiri).

Esta labor ha hecho que estemos familiarizados con Japón de forma superficial, no es para menos, y que conozcamos partes de su cultura grosso modo sin embargo hay temas tabú como los Burakumin.

Los Burakumin surgen durante el Periodo Edo, esta época se inaugura cuando Ieasu Tokugawa toma el poder, corre la cortina de bambú aislando Japón del mundo y se impone una era de paz (basada en la inexistencia de conflictos feudades internos) y en la cual tanto el Confucianismo como el Budismo o el Shinto se desarrollan en un momento de paz. Se da a luz a una gran producción literaria y artística pero, también, a la estratificación social con la clase samurai en la cúspide.

Las demás clases serán los mercaderes, campesinos etc…siguiendo un esquema natural de la vida en sociedades preliberales. Los burakumin representaban y siguen representando el estado más bajo de la sociedad japonesa su razón, sin embargo, dista de tener su origen en una explicación étnica o religiosa (como en el caso de la India) sino por oficio de clase: sepultureros, carniceros o curtidores de piel.

Los burakumin no tienen ninguna diferencia étnica, cultural o lingüística con el resto de los habitantes del país, de hecho son tan japoneses como los demás pero el estigma causado desde el siglo XVII hacia ellos tiene dos grandes perpetuadores:

  • Las leyendas que dicen que los burakumin son seres diferentes, con patas de conejo, con huesos más fuertes, genitales muy grandes, que son animales y corren más rápido que los conejos etc…, estas leyendas tienen como objetivo estigmatizar a esta población creando una barrera psicológica entre ellos y el “resto” de los japoneses;
  • En segundo lugar el temible Koseki; el Koseki es el mejor registro familiar de la historia, sólo comparable con los registros de la Iglesia Católica aunque los registros japoneses son mucho más específicos al determinar en sus fichas el origen del sujeto inscrito, su clase social y sus antecedentes familiares. Este registro tiene siglos de antigüedad y se sigue usando para verificar los orígenes de las parejas de los propios hijos así como por parte de empresas japonesas buscando posibles orígenes burakumin, chinos o coreanos entre sus aspirantes.

A pesar de que está prohibido consultar los registros con este fin se hace ya que las penas son tan laxas que no hacen mella ni en la economía ni en la imagen de estas empresas que la llevan a cabo. Esto perpetúa un modelo de discriminación y de clasismo que reduce las opciones de mejora social de estos grupos.

A pesar de que los burakumin pueden estudiar y no existe ningún tipo de restricción al respecto el Koseki hará que les sea difícil encontrar trabajo. Esta práctica, como vemos, no se vio extinta con la Revolución Meiji sino que continuó y se sigue tolerando socialmente implicando la condena al ostracismo social de miles y miles de burakumin.

De hecho entre este colectivo la tasa de pobreza y analfabetismo (aunque este último haya sido prácticamente erradicado de Japón) han sido históricamente más altos que en el resto del país.

Sin embargo esto no ha significado que el grupo no se haya defendido últimamente creando organizaciones después de 1945. Los grupos de defensa Burakumin buscan la igualdad real de derechos, el fin del hostigamiento y de la discriminación. Estas organizaciones son la Liga de Liberación Burakumin y la Alianza Nacional de Liberación Burakumin.

Flag_of_National_Levelers_Association

Bandera de la Liga de Liberación Buraku

La LLB es uno de los grupos más activos sobre la causa Burakumin y su estrategia se basa en el concepto de “sesiones de denuncia y explicación” por la cual las personas que han realizado comentarios o actos  ofensivos contra los Burakumin son convocados ante una audiencia de burakus y activistas que les exige explicaciones, estas sesiones no son amenas ni simpática sino feroces y en Japón se discute si estas actividades son legales o no, en todo caso la policía tolera estos actos mientras no se comentan delitos.

La LLB es una organización que va tomando poder en el país y ha llegado incluso, como representante del colectivo, a denunciar la publicación de libros como ocurrió en el año 1990 cuando Karel van Wolferen en su libro “The Enigma of Japanese Power” criticó duramente al Liga de Liberación Burakumin, esto provocó que el grupo iniciara una campaña contra van Wolferen y pidieran al editor la suspensión de la edición del libro.

La Alianza Nacional de Liberación Burakumin (también llamada Zenkairen) es una escisión del Partido Comunista Japonés que, a finales de los años setenta, llegó a presentar programas de ayuda económica y subsidios a los Burakumin se limitaran a los miembros de la LLB o que se dieran a personas que vivieran en áreas burakumin. El Zenkairen se negó ya que consideraba que los subsidios debían ser para todos los burakumin fueran del LLB o no y protestó porque muchas de las personas que vivían en las zonas Burakumin no lo eran ni constaban como tal en el Koseki así que no tendrían derecho a obtener esos subsidios.

Esto provocó que el Zenkairen y el LLB se enfrentaran por el liderazgo de la causa Burakumin dentro y fuera de Japón. Uno de los casos se dio en los años noventa cuando el LLB creó el Movimiento Internacional contra todas las formas de discriminación y racismo (IMADR) y trató de que la ONU reconociera este grupo como una Organización no Gubernamental sin embargo el Zenkairen denunció ante la ONU a esta organización acusándola de Violación contra los Derechos Humanos en sus sesiones de “denuncia y explicación”.

La disputa era tan profunda que mientras el LLB denunciaba que casi todas las sectas Budistas de Japón discriminaban a los Burakumin el Zenkairen lo negaba. Esto se debe a que las múltiples escuelas de budismo japonés fueron calando en diferentes estratos sociales feudales de tal forma que, por ejemplo, entre los Burakumin caló la escuela Jodo Shinsu que, con el tiempo, provocó las revueltas Ikko-Ikki. El Budismo en Japón, antifeudal en el principio debido a sus principios religiosos, tuvo que ser remodelado por el estado para seguir siendo estable y se convirtió en un elemento feudal hasta tal punto que la escuela Jodo Shinsu se dividió en dos corrientes (el Shinshu Otani-ha y el Honganji-ha) y la religión quedó estamentada por escuelas:

  • La familia imperial está en la escuela Tendai;
  • La alta nobleza está en la escuela Shingon;
  • La nobleza está en la escuela Jōdo;
  • Los Samurai está en la escuela Zen;
  • Los mendigos está en la escuela Nichiren;
  • La clase inferior (Burakus) están en la escuela Shin. 

Este tema religioso se fue limando con el liberalismo y la reestructuración de la sociedad de postguerra que hizo que los Burakumin, como hemos visto, salieran a la luz como una organización de defensa de sus derechos.

Sin embargo, a pesar de esto las luchas continuaron entre el LLB y el Zenkairen les denunció a la ONU por violación de Derechos Humanos en sus sesiones cuando ellos mismos realizaban sesiones de explicación tan duras como las del propio LLB.

A pesar del enfrentamiento el IMADR fue reconocido como Organización no Gubernamental por la ONU en 1993. El tres de marzo de 2004 el Zenkairen declaró que la disputa con el LLB por la cuestión Burakumin había llegado a su fin y se disolvieron creando la Confederación Nacional de Movimientos de Derechos Humanos en la Comunidad el cuatro de marzo de 2004. (Foto: Wikipedia)

Por Koldo Salazar López

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s