El programa nuclear saudí

Arabia Saudí está iniciando un programa nuclear, un reino feudal bajo el poder de una dinastía absolutista que tiene como eje central de su política el wahabismo: doctrina sectaria, violenta y peligrosa, hermana del takfirismo, su elevada potencia, y origen ideológico de la aparición de decenas de grupos terroristas a lo largo del mundo. Desde Afganistán hasta Nigeria, pasando por Oriente Medio, los Balcanes o el Cáucaso, se ha hecho patente la brutal mano de este régimen criminal.

Un país agresivo que lleva años financiando a Al Qaeda pero, también, al Daesh en Siria e Irak así como realizando labores injerencistas agresivas alrededor del mundo, pero no sólo con países sino con medios de comunicación (recuerden el asesinato periodistas como a Jamal Khashoggi), sin mencionar sus dos últimas grandes batallas geopolíticas: el ostracismo inducido contra Qatar y la guerra de Yemen que se ha tornado en un genocidio que viola todo el espectro del Derecho Internacional relativo al tratamiento humanitario de los conflictos y la guerra.

El régimen saudí ha establecido un primer proyecto para la construcción de dos reactores y otros 16 más, en un proyecto de 20 a 25 años, para suplir las necesidades energéticas de un país cuya demanda crece un 10%. Israel, sin embargo, sospecha que haya algo más detrás y no se encuentra convencido con esta nueva realidad geopolítica y el Senado de los Estados Unidos no se encuentra cómodo con este plan, sobre todo tras el asesinato despiadado de Jamal Khashoggi.

Arabia Saudí es un peligro total pero sabe que necesita un programa nuclear para lograr prestigio y terminar de imponer el miedo en la región, aunque la situación se complica. En el año 2007 Israel atacó la central nuclear siria de Dhir al Zur o las célebres tensiones entre Occidente e Irán por detener el programa nuclear civil. Ahora las mismas potencias que alabaron el ataque a la soberanía de Siria y las presiones a Irán se encuentran entre la espada y la pared, Rusia y China ven el negocio.

Donald Trump se encuentra entre su idea de limitar la creación de más arsenales nucleares o caer en los brazos saudíes y adjudicarse los suculentos contratos. De hecho Arabia Saudí tiene buenas relaciones comerciales con todos estos países por lo que la adjudicación del contrato puede depender de otros parámetros como, por ejemplo, el nivel de compromiso o las condiciones de cooperación, que en el caso de Estados Unidos se prevén más duras.

Los otros competidores son Corea del Sur y Francia, sin embargo Estados Unidos tiene ventaja ya que esta no es la primera incursión nuclear en las latitudes árabes. Estados Unidos suple de combustible la central nuclear de Barakah en los Emiratos Árabes Unidos. Los saudíes necesitan diversificar sus fuentes de financiación (que provienen de la venta de petróleo y del Hajj) esto les puede acercar a Israel, necesitada de energía y les puede poner en una posición ventajosa frente a Turquía o Irán, potencias que no son nucleares. La exportación de energía por parte de Arabia les haría líderes en la región.

Por otro lado a nivel geopolítico harían valer su poder manteniendo su política terrorista y criminal en Yemen, convirtiéndose en una potencia aún más agresiva y peligrosa. Estados Unidos puede aplicar el pacto 123 (prevé el nivel de compromiso para entregar tecnología nuclear dependiendo del país comprador y que depende del Congreso de los Estados Unidos), esto lo usó con Emiratos Árabes Unidos en el cual se le prohíbe enriquecer uranio u obtener plutonio de los desechos radioactivos.

El problema es que Arabia Saudí, que se siente amenazada, ha rechazado cualquier tipo de límites en su programa nuclear, que es teórico, pero atendiendo a su psicología, Pakistán es un país considerado inferior por ellos pero que, sin embargo, es un potencia nuclear. Israel también lo es y Siria e Irán lo intentaron.

Adel al Jubeir, Ministro de Asuntos Exteriores del reino terrorista, declaró que quería los mismos derechos que otros países en la región, creyendo que las intentonas sirias e iraníes eran precedentes y comparándose a Israel, un país que es mucho más importante para Estados Unidos que Arabia Saudí, considerado como un mero pozo de petróleo para sus intereses y que será abandonado o atacado por el gobierno de Washington cuando ya no les sirvan sus marionetas saudíes.

Irán quería su programa nuclear con fines civiles para poder suplir la demanda de energía en su territorio, no enriqueció uranio ni siquiera cuando pudo o durante las moratorias. Arabia Saudí, por otro lado, sí quiere enriquecer uranio para atacar Irán y asesinar cientos de miles o millones de civiles en este país, o en Yemen, Siria o cualquier otro estado que no les guste, recuerden que Arabia Saudí es el país que ha financiado el terrorismo yihadista a lo largo del mundo y es el responsable último de todos los ataques perpetrados desde los años setenta…de todos ¿que harán si, aparte del terrorismo tienen las armas nucleares?.

El riesgo para la estabilidad en la región es total. Además el acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos tiene una cláusula por la cual el gobierno de este país reconsideraría su posición dentro del contrato si Estados Unidos vende tecnología nuclear a otro país árabe de la región con condiciones más ventajosas…esto podría desatar una carrera nuclear en la región que reactivaría el programa iraní, aceleraría la carrera armamentística (que ya es abierta) y complicaría aún más la guerra declarada a través de aliados interpuestos en terceros escenarios entre estos contendientes, convirtiendo a esta región en la zona nuclearizada más peligrosa del mundo y, probablemente, de la historia. (Foto: President of Russia)


La única manera de hacer sostenible este blog y mantener un trabajo de análisis geopolítico independiente e imparcial lejos de los sistemas actuales de comunicación de masas es mediante la donación.

Por favor, para donar en Patreon [Click Aquí]

Considera donar la cantidad que consideres necesaria a la cuenta de PayPal: Koldosalazarlopez@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s