Birobidzhán, estado judío de Siberia

El estado judío de Birobidzhán fue uno de los experimentos sociológicos más interesantes llevados a cabo en la época de la URSS. La ideología marxista rivalizaba abiertamente con el Judaísmo en su expresión religiosa y con el sionismo político por la influencia que, entre los judíos de izquierda, tenía la ideología de Teodoro Herzl.

Lenin consideraba que todo el Imperio Ruso debía de ser reconstruido bajo el parámetro socialista creando al nuevo hombre soviético y, obviamente, su cultura. Para ello cualquier expresión no soviética era una amenaza. La cúpula del Partido Comunista tenía muchos judíos que, si bien por lo que significaba la expresión sionista dentro de la mentalidad socialista jamás aceptaron la instauración de un estado judío en Palestina, eran conscientes también de la necesidad de que el pueblo judío tuviera un marco geográfico.

Tanto Lenin como Stalin consideraban que una nación debía de tener un territorio, sino no era nación y Rusia, como imperio que era, posee una masa poblacional multiétnica y multireligiosa dispersada por todo su territorio. Estos grupos obtuvieron sus Óblast (estados federales) y los judíos soviéticos no podían ser una excepción.

2000px-Map_of_Russia_-_Jewish_Autonomous_Oblast_(2008-03).svg

En rojo, lugar donde se estableció el Óblast judío

Stalin pensaba que los judíos eran un pueblo errante que en su estado actual (años 30 del siglo XX) jamás podrían integrarse en el tejido de la URSS y disolverse dentro del modo de vida soviético. ¿La forma de lograr convertir en soviéticos a los judíos?, dándoles tierra y autonomía. Así nació el Óblast Autónomo Hebreo de la Unión Soviética.

Su función era la siguiente:

  • Concentrar a los judíos de la URSS en una República Autónoma que fuera gobernada por ellos y donde la expresión cultural judía pudiera desjudaizarse, a fin de que la raíz (el Judaísmo) pudiera ser sustituida por la ideología soviética pero manteniendo la expresión cultural judía general.
  • Al mismo tiempo, en el plano internacional, rivalizar con el plan sionista de Palestina y atraerse a los judíos de izquierda. Muchos judíos emigraron desde Europa hasta Birobidzhan, así como algunos colonos de los Kibutz abandonaron Palestina rumbo a Siberia;
  • Contención del sionismo político dentro de los círculos de izquierda;
  • Aumentar los asentamientos humanos en el lejano oriente siberiano, a fin de poder aumentar la presencia rusa en Siberia oriental;
  • Asentar a los judíos en una zona del territorio soviético, sacándolos de Ucrania, Crimea, Europa del este y Rusia Occidental y llevarlos lo más lejos posible de los centros de poder de la URSS.
birobidjan2

Cartel de propaganda soviético dirigido a los judíos para que se asentaran en Birobidzhan.

Después de su fundación en 1928 los judíos comenzaron a llegar al Óblast Autónomo Hebreo, cuya lenguas oficiales eran el yidish y el ruso. Muchos de ellos eran judíos provenientes de los países del este y de Alemania, donde habían sido expulsados muchos de ellos.

El impacto de la cultura judía yidish se hizo notar en todo el Óblast y, sobre todo, en la capital, que acabó convirtiéndose en una ciudad judía 100%. A mediado de los años 30 llegaron las purgas de Stalin y Molotov, su mano derecha, puso sus ojos en Birobidzhan.

El experimento había sido un éxito y miles de judíos se habían asentado pero no habían adoptado el modelo socialista sino que, en estas condiciones, había desarrollado su religión y cultura libremente sin injerencia externa de calado y sin oposición interna, lo cual era una amenaza para la URSS. Aquí las purgas acabaron con los líderes de las comunidades judías y con miles de judíos no adaptados al modelo estalinista.

Durante diez años el proyecto estuvo cerrado hasta que, después de la Segunda Guerra Mundial, se pensó que los refugiados judíos del conflicto podrían ser asentados en el territorio de Birobidzhan pero, en este momento ya no fue posible debido a que el sionismo se había consolidado y los judíos en general, tanto soviéticos como extranjeros, no confiaban en el proyecto de Birobidzhan porque, en primer lugar los judíos no eran autónomos, estaban sometidos a una administración que los podía destruir si quería (como pasó en los años treinta), mientras que en Israel ellos serían los únicos gobernantes, en segundo lugar, Birobidzhan está en el extremo oriente siberiano y es insignificante a nivel geopolítico y en tercer lugar Birobidzhán, dentro del sionismo, no tiene ningún valor ya que, la única tierra válida dentro del pensamiento sionista es Palestina, por el el proyecto fue desechado totalmente en los años cuarenta aunque, aún hoy viven miles de judíos en el que fue el Óblas Autónomo Hebreo. (Foto: Wikimedia Commons)

 

Anuncios

Un comentario en “Birobidzhán, estado judío de Siberia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s