El horror de la ablación

La ablación de clítoris es una de las prácticas más antiguas y horribles a las que se tienen que enfrentar las niñas en diversas partes del mundo, se estima que unas 6 000 niñas son mutiladas al día en el mundo. Los lugares dónde la ablación es endémica son África y el sureste asiático.

La ablación es una tradición que hunde sus raíces en la noche de los tiempos, curiosamente es una tradición protegida y ejecutada por mujeres ya que el hombre no forma parte de este ritual de iniciación con matices psicomágicos. Podríamos clasificar en cuatro los tipos de ablación que existen:

-La Ablación incompleta comprende la extirpación del prepucio del clítoris

-Otro tipo consiste en la mutilación del prepucio del clítoris y de los labios menores

-La clitoridectomía, o mutilación parcial o total del clítoris

-Y la más agresiva, la infibulación, que consiste en extirpar el clítoris, labios menores y mayores y coser la vulva con hilos, normalmente crines de caballo, cerrando la vagina y permitiendo exclusivamente la existencia de una abertura para la evacuación de la sangre menstrual y la orina.

Aunque realmente cualquier tipo de modificación genital femenina sin necesidad médica en forma de mutilación, quemadura, incisiones o perforaciones es una violación de los Derechos del Niño.

Las razones para la ablación suelen ser psicosexuales: para disminuir el deseo sexual en la mujer, mantener la castidad, la virginidad y la fidelidad así como aumentar el placer sexual del hombre, sociológica: como forma de identificación con la herencia cultural, la iniciación de las niñas a la edad adulta, la integración social y la preservación de la cohesión social, e higiénica y estética: en algunas sociedades, se considera que los genitales externos de la mujer son poco limpios y antiestéticos, y por tanto se eliminan para promover la higiene y proporcionar un atractivo estético.

La ablación se realiza en Malasia, Indonesia y Brunei, Afganistán y en ciertas comunidades kurdas en Asia, en África la ablación es endémica en Nigeria, Somalia, Sudán o Etiopía y a Europa ha llegado por contaminación cultural.

Países que han prohibido la Ablación

Egipto

Tras la muerte de Bodor Ahmed, de 12 años, en 2007 Egipto decidió prohibir esta práctica

Gambia

En 2015 el presidente de Gambia decidió que era necesario acabar con la Ablación para el correcto avance y modernización del país.

Mauritania

Al menos 34 personalidades religiosas y políticas de Mauritania han firmado una ‘fatua’ que prohíbe la mutilación genital femenina. Por lo que se inició un procedimiento en 2010 para ilegalizarla. En Mauritania aún quedan prácticas brutales contra la mujeres, como el Leblouh.

Guinea-Bissau

En el año 2011 la asamblea nacional de Guinea-Bissau decidió prohibir la ablación en su país.

Eritrea

En el año 2007 El Gobierno reconoció que la mutilación genital femenina, que sufre el 90% de las mujeres del país, pone en peligro su salud por lo que decidieron prohibirla.

Somalia

En 2012 Somalia en su nueva constitución prohibiría la ablación, aunque en Somalia la situación de la mujer es penosa.

Senegal

En 1998 Senegal prohibió la Ablación después de una sonada campaña social para erradicar esa costumbre barbara.

Kenia

En el año 2011 el parlamento de Kenia decidió, también, eliminar esta práctica.

Burkina Faso

Desde 1996 Burkina Faso posee una legislación que penaliza la ablación, con penas mayores para el personal sanitario o paramédico, o ser cómplice de la práctica de la MGF.
Burkina Faso ha sido uno de los países promotores de la Resolución aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 20 de diciembre de 2012, dirigida a intensificar los esfuerzos para la eliminación de la ablación.

Uganda

En 2009 el parlamento de Uganda votó por unanimidad la prohibición de la ablación y la pena de diez años de prisión para aquellos que realizaran esta práctica.

Etiopía

En Etiopía la ablación está prohibida desde 2005.

Reconstrucción de clítoris

El clítoris es un órgano del cual únicamente es visible el 25%, que es el que se mutila, el otro 75% (que se denomina clítoris restante) se encuentra dentro del cuerpo. La labor médica consiste en reponer el clítoris restante y situarlo en la zona donde se hallaba el clítoris que fue mutilado. Esta operación de cirugía estética se realiza con anestesia local,dura menos de una hora y al día siguiente las mujeres pueden abandonar la clínica por lo que se puede recuperar una vida normal, en el 90% de los casos de consigue volver a la normalidad y en un 70% se logra volver a tener sensibilidad en la zona. (Foto: Rod Waddington)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s